El pasado 23 de noviembre Julión Álvarez se presentó en las oficinas de la SEIDO, (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada), para ponerse a las órdenes de dicha institución debido al señalamiento que enfrenta.

Hace tres meses el nombre del cantante apareció en la lista de personas involucradas en lavado de dinero, según la Oficina del Tesoro de Estados Unidos. Junto a su nombre también aparecía el del jugador de fútbol, Rafael Márquez. Por esta investigación las cuentas bancarias de ambos habían sido congeladas, sin embargo las del deportista han sido liberadas, todo lo contrario con las del intérprete de “Y me pregunto“.

Los medios esperaron al cantante mexicano a las afueras de dicha institución, quien con semblante serio, pero tratando de atender a la prensa los saludó y conversó con ellos acerca de los pormenores del caso.

Julión aseguró que se presentó de manera voluntaria. “Aquí estamos para lo que seamos requeridos“. Junto a los medios también estaban algunos fieles seguidores del músico; quienes no perdieron la oportunidad y se tomaron fotografías con el cantante. Sus fanáticos también le ofrecieron palabras de apoyo asegurándole que estaban con él en estos momentos críticos ante la justicia. 

Fuente