image

 

Sinéad O’Connor afirma que está siendo retenida contra su voluntad en una institución psiquiátrica en Irlanda a pesar de haber recibido el visto bueno de los servicios sociales únicamente porque se ha negado a que supervisen sus visitas a su hijo Shane (11).

“Bienvenidos a Irlanda, donde sigue siendo un crimen ser mujer. La semana pasada me dieron el visto bueno los Servicios Sociales. Dicen que soy una madre perfectamente capaz.

Hoy me han retenido en contra de mi voluntad bajo el ‘Mental Health Act’ (ley que establece que una persona con problemas mentales puede ser detenida, ingresada en un centro médico y tratada sin su consentimiento) por culpa del hospital St Patrick y de Tusla (agencia para niños y familias en Irlanda), ya que me niego a soportar la humillación de tener acceso supervisado, como si fuera a hacer daño a mi hijo. Me han empezado a indicar lo que puedo y no decir cuando vea a mi hijo”, publicó en su cuenta de Facebook.

Fuente