Sobrevivientes-masacre en Orlando-Univision-Crónicas de Sábado-Raccoonknows.jpg

 

Sobrevivientes de la masacre de Orlando (Florida), en la que 49 personas murieron en un tiroteo en la discoteca de ambiente gay Pulse, expresaron su rechazo a la recreación del hecho por parte de la cadena Univisión para un especial que emitirá el sábado.

Miembros de la comunidad LGTB y familiares y allegados de las víctimas han mostrado su desacuerdo con la emisión del especial, que se transmitirá en el programa “Crónicas de Sábado” y en el que las escenas del suceso ocurrido el 12 de junio de 2016 son recreadas por actores.

Ese día, la discoteca Pulse fue escenario de una matanza cuando Omar Mateen, un estadounidense de 29 años de origen afgano, asesinó a tiros a 49 personas, en su mayoría de origen hispano que celebraban una “fiesta latina”.

Los críticos señalan que es muy pronto emitir un programa de estas características y que sería “traumático” para los sobrevivientes y allegados a las víctimas del hecho, señalado como “la peor matanza con arma de fuego en Estados Unidos”.

“Ver ‘Crónicas de Sábado’ es completamente un irrespeto contra mí y contra otros supervivientes, es desagradable”, expresó en su cuenta de Twitter Brandon Wolf, uno de los que se opone a la emisión del especial.

Unas 1, 200 personas han firmado en la plataforma en internet Care2petitions una petición en contra iniciada por Deborah Whiteley, quien perdió a tres amigos en Pulse.

Mira un adelanto del episodio

En el pedido, los firmantes rechazan el especial por considerarlo doloroso para “los sobreviviente y seres queridos de nuestros 49 ángeles perdidos”.

José Zamora, portavoz de Univisión, señaló este viernes a Efe que la cadena mantiene la intención de emitir este sábado el programa, el cual, dijo, es “un reportaje profundamente respetuoso acerca de las vidas que fueron impactadas por esta tragedia”.

La recreación será una “crónica fidedigna de los hechos relacionados con este horrible crimen”, agregó.

El día del suceso, Mateen, un guardia de seguridad y que poco antes juró lealtad al Estado Islámico (ISIS), entró armado con un fusil de asalto y una pistola automática al bar Pulse y tras matar a 49 personas fue abatido por las autoridades en la escena del crimen.

Fuente