Cancer-mama-mamografia-raccoon-knows

Las nuevas directrices piden que ahora las mujeres comiencen a hacerse estas pruebas a los 45 años y no a los 40, y sólo cada dos años en vez de anualmente

Como si no existiera ya suficiente confusión respecto al tema, la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS), emitió este martes nuevas directrices sobre las mamografías y ahora recomienda que las mujeres comiencen a realizarse este examen más tarde, después de los 45 años, y no a los 40 como aconsejaba anteriormente.

Además, para avivar aún más el debate, la organización, que es la más influyente y respetada sobre la materia, ahora pide que las mujeres con un riesgo promedio se hagan estos exámenes para prevenir o detectar cáncer de seno con menos frecuencia de la que recomendaban anteriormente. Es decir, cada dos años en vez de anualmente.

La organización también dijo que ya no se recomienda exámenes clínicos de mama para las mujeres de cualquier edad y que no tengan ningún síntoma de anormalidad en los senos.

Durante décadas, la ACS había recomendado de forma agresiva, que las mujeres comenzaran las  mamografías y exámenes clínicos de los senos a partir de las 40, mientras que otras organizaciones y grupos médicos sugerían que el examen se debería comenzar a los 50 y que los mismos fueran menos frecuentes.

Según estudios médicos, se ha demostrado que el exceso en las pruebas de mamografías estaba produciendo resultados positivos falsos, por lo que muchas mujeres -especialmente las más jóvenes- estaban siendo sometidas a pruebas adicionales innecesarias, ineficaces e incómodas como las biopsias.

Por ello, el anuncio de este martes por parte de la ACS representa un cambio importante y viene a respaldar la creciente evidencia de que las mujeres pueden estar recibiendo demasiadas mamografías, especialmente las jóvenes y que no tienen historia familiar de la enfermedad o riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Las nuevas directrices se publicaron el martes en el Journal of the American Medical Association, junto con un editorial y un artículo sobre los beneficios y riesgos de la prueba.

Según la ACS, se estima que este año que se diagnosticarán 231,840 nuevos casos de cáncer de mama invasivo en EEUU y que 40,290 mujeres morirán por esta enfermedad.

Mientras que el cáncer de pulmón superó el cáncer de mama como la principal causa de muerte entre las mujeres en general en los EEUU, entre las hispanas, la principal causa de muerte por cáncer sigue siendo el cáncer de mama (16%), seguido de los de pulmón y colorrectal.

A pesar de la nueva guía, la ACS sugiere a las muertes entre los 40 y 44 años que tomen decisiones informadas, y junto a sus médicos, sobre si deben o no iniciar  la detección de cáncer de seno de forma  temprana.

FUENTE