image

 

Todos los quebraderos de cabeza a los que tuvo que enfrentarse la actriz Sofía Vergara mientras organizaba su boda con Joe Manganiello -que se celebró hace dos semanas en Florida- merecieron finalmente la pena porque su gran día se desarrolló tal y como ella había planeado para que resultara un verdadero “cuento de hadas”.

“Estábamos mi familia y mis amigos más cercanos. Mi hijo Manolo estaba muy emocionado por ser el encargado de llevarme al altar. Fue como un cuento de hadas, todo salió a la perfección, exactamente como yo quería, tengo que reconocerlo. Tengo que decir a toda la gente que me ayudó a organizarla, que hicieron un trabajo increíble”, reveló la colombiana durante una entrevista en el programa ‘The Ellen DeGeneres Show’ que se emitirá hoy jueves.

Lo cierto es que Sofía se ocupó hasta del más mínimo detalle para asegurarse de que sus 400 invitados disfrutaban de un fin de semana perfecto. Una de las mayores preocupaciones de la actriz era que todos los asistentes pudieran seguir el ritmo de fiesta durante los tres días que duró su boda, por lo que se encargó de que en el brunch que organizó el lunes tras darle el “sí, quiero” a Joe el domingo, no faltara personal médico para ofrecer a los más afectados por los excesos de la noche anterior un tratamiento contra la resaca a base de goteros para rehidratarse, según informó un testigo a la revista Us Weekly.

No todo fueron bailes románticos, la colombiana eligió al rapero Pitbull para amenizar la fiesta y poner a sus invitados a bailar.No todo fueron bailes románticos, la colombiana eligió al rapero Pitbull para amenizar la fiesta y poner a sus invitados a bailar.
Lee también: Pitbull comparte detalles sobre la boda de Sofía Vergara y Joe Manganiello

Quien probablemente no necesitó ayuda contra la resaca fue la propia Sofía, quien al parecer no probó ni una gota de alcohol durante la celebración a pesar de su fama de soltarse la melena en toda fiesta a la que acude, lo cual ha hecho saltar las alarmas sobre un posible embarazo.

“La recepción fue muy divertida. Aunque muchos de los invitados estaban borrachos, Sofía no bebió. O bien decidió no beber por respeto a Joe, o está embarazada. Joe tiene muchas ganas de tener hijos con ella y ha dicho que van a empezar a intentarlo enseguida “, afirmaba una fuente al portal Radar Online.

Fuente