image

 

A principios de semana, Lawrence caminó por las calles de Nueva York, con unos cortos shorts de jean, sin embargo, eso no fue lo que llamó la atención sino su guardaespaldas.

El joven de la seguridad, no solo la cuida a ella, sino que en todas las fotografías recientes aparece cargando a “Pippi”, el perrito de Lawrence.

La seguridad de Jennifer Lawrence está por encima de todo, y ella decidió buscar un guardaespaldas que sea tanto efectivo como actractivo, reseñó Entertainment Tonight.

Fuente