Stephen Hawking

 

El mundo se conmovió este miércoles con la noticia del fallecimiento de Stephen Hawking. El célebre académico, investigador y autor británico dejó este mundo a los 76 años tras una vida atado a una silla de ruedas desde la cual exploró los confines del universo con sus teorías.

El Dr. Hawking realizó estudios revolucionarios que en 1974 lo llevaron a publicar su teoría de la radiación Hawking, su tratado más célebre, y que abordaba los misterios de los agujeros negros.

Hawking se convirtió en una celebridad por su trabajo, llegó a ocupar un puesto académico que alguna vez ocupara Sin Isaac Newton y recibió la Medalla Presidencial de parte del expresidente Barack Obama (en 2009). Además fue inmortalizado en el programa The Simpsons (FOX) y apareció como invitado en la popular comedia Big Bang Theory.

Pero a pesar de vivir paralizado en gran parte de su cuerpo desde los 21 años -al ser diagnosticado con el mal de Lou Gherig- el científico tuvo una intensa vida amorosa que lo llevó dos veces al altar.

La primera relación surgió pocos meses antes de recibir el diagnóstico, cuando conoció a Jane Wilde, una estudiante de lingüística en la Universidad de Cambridge con quien se casaría en 1965. La pareja procreó tres hijos y su increíble relación fue retratada en la película The Theory of Everything, de 2014 y que la valió el Oscar al Mejor actor al también británico Eddie Redmayne.

Sin embargo, el 1990 la pareja se divorció, entre rumores de que ella sostenía un romance con el músico y de que él estaba enamorado de la enfermera que lo había cuidado por años.

Dicha mujer era Elaine Mason, antigua esposa del hombre que instaló el sistema computarizado de habla en la silla de ruedas de Hawking y con el que él se comunicaba. En 1995 la pareja contrajo nupcias, provocando un distanciamiento entre el académico y sus tres hijos.

En 2004 la policía de Cambridge realizó una investigación sobre los supuestos abusos que la mujer le habría propinado a Hawking, quien llegó a presentar quemaduras en el cuerpo, cortes y golpes. La investigación se cerró porque no hubo cargos formales en contra de Mason. La pareja se separó finalmente en 2006.

La vida amorosa de Hawking fue prueba de que a pesar de su mente prodigiosa, el científico nunca pudo desvelar los misterios que encierran las mujeres. Eso quedó claro en una entrevista que concedió a la revista New Scientist cuando se le preguntó cuál era el asunto que más que quitaba el sueño. “Las mujeres”, contestó el Dr. Hawking. “Son un completo misterio”.

Fuente

Loading...