La alcachofa es una hortaliza tan sabrosa como polivalente. Entre sus hojas se esconde muchas vitaminas, minerales y antioxidantes. Por sus maravillosas propiedades digestivas, es ideal para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar.

Ingredientes

5 hojas de alcachofera (también podemos usar algunos tallos)
El jugo de ½ limón
4 tazas de agua (1 litro)
Miel de abeja para endulzar

Preparación

Cocinar las hojas y los tallos de alcachofera en agua.

Dejar hervir durante 15 minutos a fuego medio.

Apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos con la cazuela tapada.

Añadir el jugo de limón y endulzar al gusto, ya que el sabor es muy amargo.

Nota: Algunas personas prefieren tomar esta bebida medicinal a modo de caldo. Por lo tanto, podrían condimentarlo con una pizca de sal marina en lugar de la estevia o la miel de abeja.

¿Cómo lo tomamos?

Dividiremos esta preparación que combate el colesterol en tres tomas, que repartiremos a lo largo del día.

Beberemos el preparado media hora antes de cada una de las tres comidas principales.

Tomaremos este remedio durante un mes y, si es posible, repetiremos los análisis de sangre para valorar los resultados.

Podemos realizar este tratamiento natural varias veces al año para equilibrar los niveles de colesterol y eliminar toxinas en general.

Es importante destacar que este remedio puede no ser adecuado para personas con cálculos biliares o para quienes sufran una importante hiperacidez gástrica. Tampoco se recomienda tomar este preparado a mujeres embarazadas, ya que se desconocen sus efectos sobre la salud del feto.

Fuente