Frotarse los ojos causa un placentero alivio, sobre todo cuando sientes la vista cansada, ardor o comezón. La próxima vez que lo intentes, piénsalo dos veces porque esto puede tener efectos...