Gobierno
SANTO DOMINGO. El tema salarial extenderá aún más el proceso de diálogo que llevan los gremios del sector salud con el Gobierno, pese a que el mediador, reverendo Jesús Castro Marte, había dicho el miércoles que ayer anunciarían buenas noticias.

La propuesta estatal fue rechazada ayer, y el martes se reunirán las comisiones para evaluar la contrapropuesta de los demandantes.

La propuesta del Gobierno es hacer una nivelación que implicaría que las enfermeras recibirían aumentos de 39%, auxiliares de enfermería 35%, los psicólogos 39%, los bioanalistas 33%, los odontólogos un 27%, los médicos residentes un 24% y otros grupos un 30%.

En tanto para el personal de médicos especialistas que no serían beneficiados por la nivelación, se ofreció un aumento de 15%, mientras que a los empleados administrativos del SNS, MSP y IDSS se les ofreció un aumento de 10%.

Uno de los inconvenientes de ayer fue que los gremios quieren que el aumento sea efectivo este año, mientras que la propuesta estatal es para el próximo presupuesto.

Las partes no tienen fecha para la próxima reunión, pero las comisiones se reunirán el martes donde los técnicos y abogados de los gremios presentarán su contra propuesta.

Aunque el protocolo del diálogo les impide ofrecer detalles, los representantes de los gremios salieron disgustados, comentando entre ellos y dieron a entender que esperaban otra oferta por parte del Gobierno.

Por los aumentos descritos en los párrafos anteriores, el Gobierno estaría comprometiendo recursos superiores a los tres mil millones de pesos cada año.

Por otro lado, dada la necesidad de personal en el nivel de atención primaria el Gobierno ofertó un incentivo de 10% del salario a todo el personal que labore en el primer nivel de atención, el cual superaría las 13 mil personas.

Asimismo, para incentivar que mayor número de personal asistencial vaya a las fronteras y zonas alejadas, se ofertó un aumento adicional de 10% para el caso de provincias fronterizas, y 5% para el caso de municipios alejados no fronterizos.

Estos incentivos al puesto, tanto de atención primaria como de ubicación geográfica, requerirían una erogación adicional de recursos presupuestarios superior a los 500 millones de pesos anuales, y beneficiaría a casi 14 mil personas con aumento hasta de un 21%.

Una de las partes también habría propuesto aumentar el 20% a los que ganan menos de 20 mil pesos y 10 por ciento a los que ganan más de 20 mil lo que también fue rechazado porque el Gobierno no garantiza un aumento “satisfactorio” para el presente año.

FUENTE