Accidente-en-veron-RACCOON KNOWS

VERÓN, PUNTA CANA. La yipeta que arrolló dos agentes de la Policía Nacional el Jueves Santo aquí no era conducida por una menor de edad como informó el cuerpo de bombero local, sino por un hombre, según confirmaron testigos del accidente.

Nicolás Pérez Sánchez rememoró que un hombre viajaba en la yipeta Highlander con tres niñas abordo, atropelló los agentes que iban en la motocicleta, muriendo uno de ellos en el lugar.

“Mi esposa se acababa de parar de la galería de la casa a beber agua y en ese instante se produjo el choque” indicó.

En tanto que el comerciante Juan Rafael Rojas, propietario de la vivienda en el sector Los Manantiales de Verón, contra la que se chocó el vehículo dijo que llegó a su casa cuando todavía los cuerpos de los policías estaban en el pavimento.

“Yo iba llegando y vi la multitud y el polvo me espanté, porque pensé era algún nieto. Cuando me acerque vi dos personas tiradas en el suelo, creí que eran trabajadores, porque por el polvo no lo identificaba” explicó.

Manifestó que pidieron auxilios, y entre agentes de la Policía y bomberos se llevaron los heridos.

Rojas pide que los daños que sufrió su vivienda sean reparados, porque la estructura además de quedar con una columna destruida, sufrió diversas grietas, sobre todo en el segundo nivel.

Informó que fue a la Autoridad Metropolitana de Transporte a querellarse y le solicitaron tres copias de la cédula de identidad y lo citaron para el martes.

El raso Adriano Peguero Hernández quien falleció en el accidente fue velado en funeraria Verón y sepultado este viernes, mientras su compañero el cabo Sabino Peguero se encuentra hospitalizado.