Tiger Woods-Lindsey Vonn-Fotos intimas-Raccoonknows.jpg

 

El golfista Tiger Woods  y su exnovia, la esquiadora Lindsey Vonn, están muy enojados y sopesan demandar a una web que ha divulgado una fotos en las que los deportistas aparecen completamente

Las imágenes fueron aparentemente pirateadas de un teléfono de la campeona olímpica, quien mantuvo una relación de casi tres años con el golfista que acabó en 2015.

“Es una invasión de la privacidad despreciable e indignante que alguien robe y difunda ilegalmente fotografías íntimas privadas”, dijo a People un representante de Vonn, de 32 años y quien ahora sale con un jugador de Los Angeles Rams de la NFL.

“Lindsey adoptará las medidas legales necesarias y apropiadas para proteger sus derechos e intereses. Cree que los individuos responsables de piratear sus fotos privadas y las webs que animan esta conducta detestable deben ser perseguidos por la ley”, agregó.

El abogado de Woods, Michael Holtz, también ha amenazado con llevar a los tribunales a la página web Celeb Jihad, en la que se difundieron las polémicas imágenes de la pareja, según TMZ.

Celeb Jihad es un portal especializado en dar a conocer fotos y videos de celebridades con muy poca o sin ropa. Kristen Stewart, Miley Cyrus, Katharine McPhee y Stella Maxwell son otras celebridades cuyas fotos robadas han aparecido en esa web.

La divulgación de las fotos es un nuevo dolor de cabeza para Woods, quien el pasado mayo estuvo involucrado en otro escándalo al ser arrestado por la policía por conducir bajo la influencia de sustancias tóxicas.

De acuerdo al informe toxicológico revelado por la oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach, en el cuerpo del golfista se encontraron varias drogas  entre ellos xanax y vicodin.

“Entiendo la gravedad de lo que hice y asumo toda la responsabilidad de mis acciones. Quiero que el público sepa que el alcohol no estaba involucrado. Lo que ocurrió fue una reacción inesperada a unos medicamentos recetados. No me di cuenta de que la mezcla de medicamentos me había afectado tan fuertemente”, dijo el golfista, de 41 años tras su arresto.

Wood también aclaró que había tomado las pastillas sin receta médica a causa de un dolor de espalda y de insomnio.

“Me gustaría pedir disculpas con todo mi corazón a mi familia, amigos y los fans. Espero más de mí mismo también. Haré todo lo que esté a mi alcance para asegurar que esto nunca vuelva a suceder. He cooperado plenamente con la aplicación de la ley, y me gustaría agradecer personalmente a los representantes del Departamento de Policía y la oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach por su profesionalismo”, agregó.

El deportista se declaró no culpable hace unas semanas de un cargo de conducir bajo la influencia de sustancias tóxicas, pero acepto acudir a un programa para conductores afectados por este problema.

Fuente