image

 

Las mujeres que sufren dolores y molestias antes o durante la menstruación de manera habitual saben lo difícil que es encontrar una solución a este problema.

La medicina convencional ofrece antiinflamatorios y analgésicos que no curan, sino que alivian los síntomas de manera puntual, mientras que tampoco es fácil encontrar remedios naturales que lo resuelvan.

En este artículo te facilitamos algunos tips para combatir de manera definitiva y natural todos los síntomas dolorosos que conlleva el ciclo menstrual.

Una alimentación adecuada

La alimentación desempeña un papel fundamental en cualquier trastorno de la salud. El dolor siempre es una señal para que tengamos más cuidado de nuestra salud, ya que nos está avisando que algo no funciona de manera correcta.

Estos consejos son generales y beneficiosos para cualquier problema de salud que cause dolor y, en especial, para las menstruaciones dolorosas:

Sustituir los cereales y harinas refinados por los integrales, que son mucho más nutritivos y saciantes.
No abusar de los productos lácteos y elegir el yogur, el kéfir o el ghee (mantequilla clarificada) antes que la leche o la mantequilla. Evitar las natas, cremas y helados.
Eliminar los fritos de la dieta y optar por los salteados, guisos, horneados, etc.
Evitar el azúcar blanco y la sal de mesa y consumir, siempre en pequeñas cantidades, alimentos más saludables como la miel de abeja, la estevia, la sal marina o la sal del Himalaya.
Aumentar el consumo de frutas y vegetales, crudos y cocinados, y reducir el de carnes rojas, embutidos y comida precocinada. Elegir mejor la carne magra, el pescado y el huevo como fuentes de proteína animal.
Incluir legumbres en nuestros menús, al menos, dos veces por semana.

Cuidar el hígado

Según la medicina china, si las menstruaciones son dolorosas o molestas es porque el hígado no está funcionando de manera correcta. Por eso debemos ayudar a este órgano tan importante, que es uno de los que más sufren las consecuencias de la vida moderna (mala alimentación, contaminación, estrés, emociones negativas, etc.).

Podemos cuidar la función hepática con las siguientes recomendaciones:

Tomar un vaso de agua con el jugo de medio limón en ayunas, media hora antes de desayunar.
Beber infusiones de diente de león, boldo, cardo mariano y alcachofera.
Cenar temprano y poca cantidad.
Evitar las situaciones que nos produzcan ira o estrés.
Aplicarnos calor local en la zona del hígado (costillas del lado derecho) media hora antes de acostarnos.

Regular el sistema hormonal

Las hormonas son las piezas clave en los trastornos menstruales y, por desgracia, hoy en día se desequilibran con mucha facilidad por culpa de nuestro modo de vida.

A continuación, citamos tres remedios que deberemos tomar de manera regular para ir equilibrando el sistema endocrino y evitar, a largo plazo, cualquier tipo de dolor o molestia relacionada con la regla.

Maca: Esta raíz de origen peruano tiene la propiedad de regular los desequilibrios hormonales, además de ser un alimento nutritivo, estimulante y afrodisíaco y una fuente de vitaminas y minerales para embellecer la piel y el cabello.

Sauzgatillo: Esta planta medicinal, que también se comercializa como suplemento, nos ayuda a reducir los niveles de estrógenos, que son los causantes de los dolores menstruales en muchas mujeres.
Hay que tomarlo durante al menos tres meses para notar sus efectos positivos.

Salvia: Uno de los remedios más conocidos para la mujer. Al contrario que el sauzgatillo, la salvia aporta estrógenos a aquellas mujeres que sufren menstruaciones dolorosas por la falta de estas hormonas.

Unos análisis de sangre específicos pueden ayudarnos a descubrir nuestros niveles de hormonas para poder tomar el remedio adecuado.

Recomendamos consultar siempre con un especialista de la salud.

Remedios inmediatos

Si ya estás sufriendo los dolores menstruales, te recomendamos alguno de los siguientes remedios, que funcionan con rapidez y te evitarán tener que recurrir a los medicamentos:

Para desinflamar la zona del vientre puedes aplicarte calor con una esterilla o bolsa de agua, una hoja de col verde o bien un cataplasma de arcilla.

Tómate una infusión de cúrcuma y jengibre.

Ponte tumbada en posición fetal.

Toma tres gránulos debajo de la lengua del remedio homeopático Magnesium phosphoricum 15CH cada media hora hasta que notes mejoría.

Fuente