café-depresión-Raccoonknows.jpg

 

¿Eras de las personas que no pueden empezar el día si es que no toman una taza de café? O Quizás conoces a alguien que “no puede vivir” sin su café por las mañanas, todo indicaría que estas personas sin darse cuenta estaría combatiendo la depresión de su vida. Porque, según las investigaciones realizadas en China entre 1980 y el 2015 aseguran que consumir esta bebida ayudaría a combatir la depresión.

Un análisis de 12 estudios publicados en la revista Molecular Nutrition and Food Research examinó la relación entre la cafeína y la depresión en 346.913 individuos sanos y 8.146 casos de depresión. El estudio concluyó que la cafeína, particularmente la contenida en el café, tenía un efecto protector en la prevención de la depresión.

Esto se debería a que algunos de sus componentes pueden contrarrestar los efectos negativos de la depresión, porque aparte de la cafeína, el café contiene ácido clorogénico, ácido ferúlico y ácido cafeico, todos ellos pueden reducir la inflamación de las células nerviosas que producen la depresión.

Junto con las propiedades antioxidantes naturales de la cafeína, el café puede actuar como un antiinflamatorio en las partes afectadas del cerebro, lo que en suma alivia la angustia causada por la depresión.

Sin embargo, tenemos que mencionar que nada en exceso es bueno, por ello, no debemos abusar del consumo de café porque nos podría causar dolores de cabeza, palpitaciones, náuseas o inquietud.

Fuente