Mario López Valdez-Sinaloa-Cartel-miniera-robo-raccoon-knows

Tras el robo de 8.4 millones de dólares en oro y las declaraciones de un empresario canadiense sobre los cobros para operar, autoridades de Sinaloa prometen proteger a las empresas

Ciudad de México.– El Gobernador de Sinaloa Mario López Valdez reiteró que se dará con los responsables del robo a la mina  El Gallo 1 de la empresa McEwen Mining, y se mostró desconcertado ante las declaraciones del inversionista canadiense Rob McEween, sobre que los grupos criminales “daban permisos” a las empresas para trabajar en Sinaloa.

Ayer, el mandatario dijo desconocer que la delincuencia organizada tenía que dar permisos a empresas para operar en el estado, por lo que se mostró desconcertado ante lo declarado por  McEween, propietario de la mina de Mocorito, donde hombres armados robaron 8.4 millones de dólares en oro.

El director de la minera canandiense McEwen Mining reconoció en una entrevista otorgada a la televisora canadiense Business News Network que para operar en México lleva una “buena relación” con los grupos del narcotráfico en Sinaloa, quienes dan los permisos a las compañías para saber cuando pueden operar.

“Los cárteles están ahí. Generalmente tenemos una buena relación con ellos. Si queremos ir a explorar a algún lado, les preguntamos, y te dicen: no, pero regresen en un par de semanas después, cuando terminemos lo que estamos haciendo”, dijo McEwen.

Para ver la entrevista de McEwen en inglés clic aquí

El Gobernador sinaloense aseguró que hay una gran amistad con el inversionista.

“Con Rob McEween me une una gran amistad… y jamás me había hecho un comentario de esa naturaleza y jamás hemos tenido una denuncia de lo que hoy está dando como conocimiento. Si existe eso que él dice, lo desconocíamos las autoridades”, dijo López Valdez.

El mandatario estatal dijo que no se trata de contradecir al inversionista, pero de lo que si afirmó estar seguro es que darán con los responsables del millonario atraco y para ello, reveló, cuentan con un equipo especial de investigadores que se encargarán de esclarecer el hecho.

“Lo que no va resultar extraño porque ya es casi es una práctica común, es que vamos a dar con los responsables. Ese es mi compromiso y castigar a quienes, de alguna manera con ayuda interna o externa, que no lo podemos decir, llevaron a cabo un atraco que nos ha puesto en la nota nacional”, finalizo el mandatario estatal.

Luego del robo millonario de oro a la minera canadiense McEwen Mining y la denuncia de su propietario de tener que “pedir permiso” al narco para trabajar, la Secretaría de Seguridad Pública estatal anunció que reforzará la vigilancia en las mineras del estado y otros puntos estrategicos.

Por su parte, el Subsecretario de Seguridad Pública, Héctor Manuel Castillo Medina, dijo que no se tenían a la fecha denuncias de grupos delictivos operando en esas zonas de esta manera, en particular en el municipio de Mocorito donde se cometió el atraco.

Afirmó que ellos cuentan ya con personal de grupo élite conformado por 50 elementos entre ese municipio, el de Sinaloa, Badiraguato y la sindicatura de Pericos, donde hay operativos constantes y han detenido gente armada o decomisado droga.

Héctor Manuel Castillo señaló que no tuvieron en su momento conocimiento del hecho, debido a que no hubo denuncia al número de emergencias 066, lo que impidió montar un operativo de reacción para cercar y atrapar a los ladrones.

Versiones de un robo millonario

El director de la minera canandiense McEwen Mining, Rob McEwen, dijo que la zona está tomada por operaciones temporales para transporte y cosecha de droga.

El director fue invitado para explicar cómo las circunstancias de la violencia en México afectan a la empresa, como sucedió el martes con el robo de 198 kilos de oro en la sede “El Gallo 1”, en el municipio de Mocorito.

Según las palabras del propio McEwen, ocho personas fuertemente armadas y con los rostros tapados se infiltraron en las instalaciones y tuvieron que pasar cuatro puertas con candados y protegidas con un sistema de tarjetas de seguridad.

“Ellos consiguieron a todas las personas con todas las llaves para abrir las puertas”, dijo McEwen.

Se estableció que las personas llegaron por las inmediaciones del poblado El Nacimiento, donde entraron al terreno de la Mina hasta llegar a donde estaba la refinería y la bóveda, luego sometieron a los 10 empleados que se encontraban el lugar.

Por otra parte, según la versión policial los intrusos lograron su cometido gracias a que encontraron acceso libre a la bóveda porque estaba abierta. En el acto se apoderaron de contenedores de 600 y 900 kilos de metal, concentrado de aurífero, que contenía aproximadamente 7 mil onzas de oro, plata y cobre.

El material habría sido vaciado en tambos que llevaban en las camionetas, un Jeep Cherokee, de color negro, y una camioneta Mitsubishi.

El costo de este material estaría valorado en 8.4 millones de dólares, o lo que es igual a un mes de producción de la planta minera. Sin embargo, McEwen dijo en entrevista que los sujetos aún necesitarían fundir el metal para poder extraer el oro y demás metales de valor.

El Gobernador de la entidad Mario López Valdez señaló que el caso había sido asignado a un grupo especial de investigadores de la Procuraduría General de Justicia del estado.

Esta última institución ha señalado que tiene información de empleados que pudieron haber colaborado con los ladrones para irrumpir en las instalaciones.

FUENTE