Ramadi-fuerzas-iraquies-ISIS-RACCOON KNOWS

Después de recuperar la mayor parte de la ciudad clave de Ramadi, que estaba bajo control de ISIS, los líderes iraquíes dicen que están fijando su mirada en un premio aún mayor: Mosul.

Las fuerzas iraquíes expulsaron a los yihadistas de ISIS fuera del corazón de Ramadi, ciudad que el grupo extremista capturó en mayo en un revés humillante para el gobierno iraquí y la coalición liderada por Estados Unidos lo respalda.

Importantes focos de resistencia de ISIS permanecen en Ramadi, que el martes aún controlaba un 25% de la ciudad, dijeron los líderes tribales locales. Pero eso no impidió que el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, visitara la ciudad destrozada e izara la bandera nacional.

El año que viene “va a ser el año en que expulsaremos a ISIS fuera de Iraq”, declaró.

Los funcionarios locales se enfrentarán a una serie de desafíos de reconstrucción de la ciudad en ruinas, donde la coalición liderada por Estados Unidos dice que ha llevado a cabo más de 630 ataques aéreos contra objetivos de ISIS desde julio.

La ciudad, de la que decenas de miles de personas huyeron durante los meses de lucha, tendrá que reconstruir su infraestructura básica, como la electricidad y agua corriente, así como recuperar la sensación de seguridad en sus residentes.

Mosul es diferente a Ramadi

La recuperación de Mosul, la segunda ciudad más grande del país, será un paso crucial en el intento de lograr la ambiciosa meta de Abadi.

Mosul, una ciudad de más de 1 millón de habitantes a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, cayó en manos de ISIS en junio de 2014, cuando las fuerzas de seguridad iraquíes huyeron en masa en una derrota sorprendente que subrayó la amenaza de la rápida expansión del grupo militante islámico.

Los funcionarios estadounidenses parecen más cautelosos que sus homólogos iraquíes acerca de la magnitud del desafío.

“Mosul es diferente de Ramadi, es una gran, gran ciudad, y va a suponer mucho esfuerzo”, dijo el coronel Steve Warren, portavoz de la coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra ISIS. “Va a necesitar más formación, más equipo y paciencia”.

Expulsar a ISIS de Faluya

Expresó optimismo, sin embargo, por que las fuerzas iraquíes serán capaces de mantener sus éxitos en Ramadi y el progreso en los esfuerzos para recuperar la cercana Faluya, otra ciudad importante en la provincia predominantemente sunita de Anbar.

“La lucha por Faluya está en curso. En este momento las fuerzas de seguridad iraquíes se están acercando a Faluya desde tres direcciones”, dijo.

Faluya vivió algunos de los combates más duros entre las fuerzas estadounidenses y al Qaeda en Iraq, en 2004. Y puede llegar a ser un punto de reunión para los yihadistas, una vez más.

FUENTE