Washington.- Un hospital estadounidense logró adaptar una técnica de trasplante hasta ahora reservada a los adultos, a un niño de ocho años, quien desde este mes es la persona más joven del mundo con dos manos trasplantadas.

La operación se realizó a principios de julio y ahora Zion Harvey, de nacionalidad estadounidense, se prepara para cumplir su sueño de lanzar un balón de fútbol, informó el Hospital Infantil de Filadelfia (Pensilvania) en un comunicado.Harvey ha vivido durante la mayor parte de su vida sin pies ni manos, pues los médicos tuvieron que amputárselos y trasplantarle un riñón donado por su madre hace varios años por una grave infección, informó el centro médico.Durante ese tiempo, el brillante y despierto pequeño aprendió a comer, escribir y jugar a los videojuegos sin manos.Además, según detalló el hospital, con el implante de unas prótesis para sus pies, ha conseguido realizar la mayoría de las actividades de otros niños de su edad, de forma que puede andar, correr y saltar con total independencia.

 

Hace varios meses, un equipo de cirujanos y especialistas del Hospital Infantil de Filadelfia, liderado por Scott Levin, decidió intervenir y comenzó a prepararse para llevar a cabo el primer trasplante de manos a un niño.

La operación quirúrgica se prolongó durante diez horas y en ella participaron 40 profesionales de la salud, desde anestesistas a radiólogos pasando por expertos en cirugía plástica y reconstructiva.“La operación ha sido el resultado de años de entrenamiento, seguidos de meses de planeamiento y preparación”, destacó Levin, director del programa de Trasplantes de Mano en el Hospital Infantil de Filadelfia y profesor de Cirugía en la Escuela de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania.

l cirujano explicó que el primer trasplante bilateral de manos de un adulto, realizado en 2011, dio pistas al equipo médico para adaptar las complejas técnicas de la operación y poder efectuar el procedimiento médico en un niño.Para llevar a cabo la cirugía era necesario encontrar un donante adecuado y en ello jugó un papel crucial la organización sin ánimo de lucro Gift of Life Donor Program, que desde hace 40 años ayuda a coordinar la donación de órganos en Pensilvania.Según indicó el hospital, Harvey tendrá que pasar algunas semanas más en la unidad médica de rehabilitación y, luego, podrá volver a su casa en Baltimore (Maryland).

FUENTE