image

 

Los codos secos y ásperos no sólo ocurren en invierno. Muchas personas durante los meses de más calor también muestran unos codos secos. Tanto el aire seco y frío, como el aire seco y caliente puede dañar los codos… lo que te hará sentir incómoda y poco atractiva cuando tengas que mostrar tus brazos. Por eso hoy te quiero explicar un tratamiento DIY muy sencillo para que tus codos se vean y se sientan mucho mejor.

¿Qué necesitas para tus codos secos?

Para poder tratar y mejorar el aspecto de tus codos secos necesitarás ingredientes que seguramente tendrás en tu cocina ahora mismo. Los ingredientes que necesitas son:

Una cucharada de bicarbonato de sodio

Un vaso de zumo de limón

Unas gotas de aceite de almendra o de aceite de oliva

¿Qué necesitas para tus codos secos?

Mezcla el bicarbonato de sodio con el zumo de limón y conseguirás crear una pasta espesa. Después frota esa pasta en tus codos haciendo un ligero masaje. Esto te ayudará a quitar la piel seca y muerta de los codos dejando un mejor aspecto de forma casi inmediata.

El limón te ayudará a aclarar la piel oscura de la sequedad, algo que hace que parezca que tus codos estén sucios y mugrientos. Después tendrás que enjuagar este exfoliante casero con agua tibia y repetir el proceso una o dos veces por semana.

¡Hidratación extra!

Una vez que tu piel se haya secado por completo y tanto la piel como las células muertas hayan desaparecido de tus codos, tendrás que pensar en añadir un poco de humedad extra con algún método hidratante. Simplemente puedes utilizar un poco de aceite de oliva, de almendra o aceite de lavanda en los codos.

Para conseguir una mayor hidratación cubre los codos con papel film transparente y deja que el aceite actúe durante 20 minutos. Esto ayudará aque el aceite penetre en tu piel y deje una hidratación excelente. Una vez que pase el tiempo indicado tendrás que retirar el papel film transparente y enjuagar tus codos con agua tibia.

Si no quieres usar aceite en tus codos y prefieres usar alguna crema hidratante que tengas en casa, también puedes hacerlo. Únicamente tendrás que seguir el mismo proceso, esperar los 20 minutos con el papel film transparente puesto en tus codos y enjuagar con agua tibia.

Fuente