Trump-pide-bloquear-entrada-de-musulmanes-RACCOON KNOWS

Los grupos supremacistas que sostienen que la raza blanca es superior a otras, viven un despertar en Estados Unidos. Los que promueven el racismo contra los negros, indígenas o amerindios, mexicanos, mestizos o judíos están de regreso en las calles gracias al discurso de odio de Donald Trump, alerta el diario estadounidense The Washington Post.

Es algo que el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sabe. Hoy mismo acusó al magnate de aprovecharse del miedo, la angustia y la rabia de la clase trabajadora para impulsar su campaña política.

“Hacer amigos no es tarea fácil para los nacionalistas blancos modernos. En una era de matrimonios homosexuales y con un Presidente negro, más de medio siglo después de la Ley de Derechos Civiles de 1964, los separatistas no pueden moverse con facilidad en conversaciones con extraños acerca de la causa del poder blanco. Pero Rachel Pendergraft, la organizadora nacional del Partido de los Caballeros, abanderado del Ku Klux Klan, dijo a The Washington Postque el KKK, por su parte, cuenta con un nuevo tema de conversación a su disposición: pueden llamarlo la ‘carta Trump’”, dice el diario.

Esto es –cita como ejemplo– entrar en un café o sentarse en un tren con un periódico en el que aparece Donald Trump de titular. El candidato presidencial republicano, dijo Pendergraft, se ha convertido en una gran herramienta de divulgación para promocionar a los supremacistas.

“Una de las cosas que nuestra organización subraya a nuestra membresía es que queremos que se eduquen sobre los problemas, pero también queremos que ellos sean capaces de aprender cómo abrir una conversación con otras personas”, explicó Pendergraft. El uso de Trump como un tema de conversación ha sido discutido en un sitio web privado, sólo para miembros, y en chats de afiliados.

Además de abrir “una puerta a la conversación”, explicó, la candidatura de Trump ha hecho algo más: “ha electrificado a algunos miembros del movimiento”.

“Les gusta el impulso global de sus mítines y su campaña”, dijo Pendergraft. “Les gusta que él no está dispuesto a dar marcha atrás. Él dice lo que cree”.

Para un gran número de estadounidenses, la retórica de Trump sobre inmigración, los grupos minoritarios y el crimen puede hacerlo parecer como un retrógrada bien afinado. Pero para Pendergraft y un número cada vez mayor de nacionalistas blancos, el multimillonario suena familiar. “Como un hombre que habla con la fluidez en la lengua nativa de los blancos descontentos”, dice The Washington Post.

Desde el pasado 14 de diciembre se dio a conocer que el Ku Klux Klan, grupo de extremistas blancos ligado a linchamientos de mexicanos y afroamericanos durante décadas, usa a Donald Trump como palanca para difundir más sus ideas. Stormfront, la más importante página web de la supremacía blanca estadounidense, anunció que está mejorando sus servidores para hacer frente a un aumento de tráfico, gracias al precandidato republicano.

David Duke, ex Legislador por Louisiana (un famoso miembro del KKK), dijo que gracias al precandidato presidencial hoy es posible hablar “claro y alto” sobre nacionalismo blanco, como no se había podido desde la década de 1990. El Daily Stormer, otro medio neonazi de amplia difusión, aplaudió a Trump por dar “esperanza” a la supremacía blanca.

Esta actividad creciente de extremistas no es sólo palabrería. Es real. La corporación de monitoreo de grupos de odio conocida como Southern Poverty Law Center, así como la Liga Anti-Difamación, coincidieron en que la retórica de Trump en las últimas semanas ha propiciado más violencia contra los musulmanes, “mientras los líderes nacionalistas blancos capitalizan su candidatura para vigorizar y ampliar su movimiento”.

“Heil Donald Trump – EL ÚLTIMO SALVADOR”.

Esa es la cabeza de Andrew Anglin, editor del Daily Stormer, en una reciente publicación, luego de que el precandidato republicano llamara a cerrar las puertas de Estados Unidos a todos los musulmanes.

“Heil” es una frase en alemán que significa “viva”. Fue usada por la Alemania Nazi para exclamar victoria y como un saludo hitleriano común: Heil Hitler.

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó justamente hoy al magnate de aprovecharse del miedo, la angustia y la rabia de la clase trabajadora para impulsar su campaña política.

En una entrevista difundida hoy por la radio pública NPR, el mandatario menciona los cambios demográficos, las transformaciones tecnológicas y las tensiones económicas que ha vivido Estados Unidos en los últimos años para explicar la rabia y la angustia de la que Trump “se está aprovechando”.

“Especialmente, los obreros han tenido un montón de problemas en esta nueva economía, en la que ya no están recibiendo el mismo trato que conseguían cuando iban a una fábrica y eran capaces de mantener a sus familias con un solo sueldo”, reconoció Obama, que grabó la entrevista antes de viajar a Hawái para comenzar sus vacaciones. “Combinas esas cosas y significa que hay ira, frustración, miedo, algunas de ellas justificadas, pero mal dirigidas. Creo que alguien como el señor Trump se está aprovechando de eso. Eso es lo que está explotando en el transcurso de su campaña”, añadió.

Trump, favorito de las encuestas para la nominación presidencial republicana, propuso vetar temporalmente la entrada de musulmanes en Estados Unidos como respuesta a la amenaza del terrorismo yihadista, lo que provocó una alud de críticas, también desde el aparato del Partido Republicano.

FUENTE