Dataminr es el famoso software que analiza los tuits publicados por todo el mundo y que sirve para la continua lucha contra el terrorismo a nivel mundial.

Twitter ha prohibido a EE. UU. el análisis de sus mensajes

Recientemente la red social y de micro-bloging Twitter, hizo publica y oficial su decisión de impedir a cualquiera de las autoridades estadounidenses a el empleo de un programa de análisis de los mensajes publicados por los usuarios en su sitio que podría ser utilizado (según indican los departamentos de inteligencia) en la lucha contra el terrorismo a nivel mundial, esto fue lo que indicó el Wall Street Journal. Citando algunas fuentes cercanas al caso, el Journal también afirma que Twitter se opone rotundamente a que cualquiera de las autoridades puedan recurrir a Dataminr (o similar), un programa creado por una empresa (que aunque parezca paradójico) en la que Twitter tiene una participación de 5 por ciento de las acciones.

El diario cita en apoyo de su información, que no fueron hechos públicos algunos testimonios de altos funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos quienes apoyan el uso de Dataminr.

Actualmente Dataminr es la única compañía que Twitter autoriza completamente a tener acceso al conjunto de los mensajes publicados por los usuarios en su sitio, los cuales el programa analiza posteriormente en base a patrones. Este programa es utilizado igualmente tanto por medios de prensa y otros clientes para analizar a la competencia.

Identificación de ataques terroristas

Según el diario, Twitter pidió publica expresamente que no esté al alcance de los servicios de inteligencia ni estadounidenses ni de ningún país. El recurso a Dataminr habría permitido a esos servicios secretos identificar peligros de ataques en la ciudad de París en noviembre pasado, un poco antes que la capital francesa fuera objeto de una serie de lamentables atentados.

Twitter ha prohibido a EE. UU. el análisis de sus mensajes

También informó a varios clientes sobre los ataques de Bruselas antes de que estos fueran difundidos por los medios de comunicación. Dataminr además proporcionó información en tiempo real sobre los ataques del grupo militante del estado islámico, la crisis política en Brasil y muchos otros eventos.

Esta dura disputa pone a varias empresas de alta tecnología junto a las autoridades estadounidenses en este terreno. Apple se negó recientemente a proporcionar al FBI una clave, la cual hubiera permitido a esa dependencia gubernamental accediera al contenido del teléfono móvil iPhone utilizado por el autor de la masacre de San Bernardino (California) en diciembre pasado.

FUENTE