image

 

El actor estadounidense Tyrese Gibson admitió que parte de la trama del cortometraje que escribió y protagonizó en “Shame”, donde consume alcohol y drogas personificando a un cantante, fue una recreación de su niñez.

“Mi madre fue alcohólica durante 27 años y me crié entre el alcohol y drogas. Quería un personaje que me caracterizara”, dijo Gibson, quien se encuentra en Aruba para presentar por segunda ocasión el filme, en el que también participa la cantante y ganadora de un Óscar Jennifer Hudson.

Gibson, de 36 años, presentó “Shame” durante la apertura del V Festival Internacional de Cine de Aruba, donde dijo que se inspiró en el cortometraje después de componer una canción homónima tras el rompimiento con una antigua pareja con la que mantuvo una relación de cinco años.

Tras escribir la canción, Gibson relató que en su mente “comenzaron a desarrollarse personajes”, lo que le llevó a incluir una amante, hijos y un sacerdote, para después desarrollar la historia del cortometraje.

Junto al director de la misma, el estadounidense Paul Hunter, observaron alrededor de 30 películas para tener una idea del proyecto que querían desarrollar que solo tomó dos días en grabarse.

De 23 minutos de duración, se desarrolla en el año 1968 en la ciudad de Detroit (Estados Unidos) y cuenta la historia del joven cantante Lionel Jacobs -interpretado por Gibson-, quien trata de hacerse hueco en la industria musical.

Jacobs, casado con Bobbi Ann -papel interpretado por Hudson-, sueña con una familia perfecta, pero sus adicciones a las drogas y alcohol ponen en peligro la relación.

“El sanar es una buena analogía, pero el hacer esta película no me hizo sanar nada, sino que la quise hacer para toda persona que esté pasando por lo mismo y se vea en alguno de los personajes principales. El proceso afecta y te puede cambiar”, dijo Gibson, quien agregó que su madre no prueba el alcohol desde hace 10 años.

Fuente