UberYACHT-raccoon knows

En el mundo moderno, un viaje en taxi está a un clic de distancia, y ahora también lo estará ese viaje en yate que siempre habías soñado.

Uber, la empresa de transporte en línea, ya nos ha llevado autos, botes y helicópteros para ayudarnos a llegar del punto A al punto B y ahora está poniendo la mirada en los botes de lujo.

UberYACHT se estrenará este sábado en Dubái, permitiendo que los residentes accedan a una fiesta de lujo en un yate usando su aplicación de Uber.

Alimentos, bebidas, DJs residentes y vistas de la icónica costa de la ciudad están incluidos en el viaje -con un costo de 82 dólares- para aquellos que soliciten su lugar usando la app, 48 horas antes de que zarpe el bote.

“En Uber estamos innovando constantemente nuestros servicios. Queremos ser más que una aplicación de tecnología líder a nivel mundial, queremos proveer experiencias con el clic de un botón”, dijo a CNN Chris Free, manager general de Uber de los Emiratos Árabes Unidos.

Uber, fundada en 2009, ha incursionado con frecuencia fuera del mundo de los autos, ofreciendo viajes en bote a lo largo del Bósforo en Estambul (UberBOAT) y en helicóptero a través del valle de Coachella en California (UberCHOPPER).

“Continuando el éxito de UberCHOPPER en Dubái, estamos emocionados de introducir UberYACHT a las aguas de Dubái con esta fiesta exclusiva que pueden reservar los residentes al igual que un auto de Uber o helicóptero, con el mismo nivel de conveniencia, confiabilidad y accesibilidad”, agregó Free.

Uber ofrece sus servicios en ciudades desde Abilene en Texas hasta Zagreb en Croacia, y en cientos de comunidades de Norteamérica, Centroamérica, Sudamérica, Europa, África, Medio Oriente, Australia, Nueva Zelandia y Asia.

El proveedor de información PrivCo reportó el verano pasado que Uber es la compañía más valiosa en el mundo, valorada en 51.000 millones de dólares, mientras que los oficiales estiman que provee tres millones de viajes al día.

Uber no está exento de controversia, estando en la mira a principios de este año después de que el hombre responsable del tiroteo de Kalamazoo fuese supuestamente conductor de la empresa estadounidense.

Además, se estima que pagará hasta 100 millones en gastos administrativos para llegar a un acuerdo en las demandas legales de los conductores que buscaban ser tomados como empleados en lugar de como contratistas independientes.

FUENTE