Tornado-virginia-RACCOON KNOWS

Un sistema de tormentas que sacudió el miércoles la costa este de Estados Unidos, cobró la vida de personas y dejó sin hogares a algunas familias, pero muchos dijeron que estaban agradecidos por haber sobrevivido a tan terrible experiencia.

Más de una docena de tornados tocaron tierra. Granizo del tamaño de pelotas de golf llovían del cielo. Y se registraron vientos que alcanzaban casi los 160 kilómetros por hora en Florida.

La grave amenaza en cuanto a granizo y tornados ha terminado; sin embargo, las secuelas de este sistema de baja presión podrían llevar nieve a los grandes lagos y fuertes vientos al noreste, según el meteorólogo de CNN, Judson Jones.

“Aún es muy fuerte”, dijo el meteorólogo de CNN, Tom Sater. “Actualmente, estamos enfrentando enormes vientos que aún están creando condiciones de ventisca en los Grandes Lagos. Aún enfrentamos una amenaza de un clima severo desde toda el área de Filadelfia a la ciudad de Nueva York.

Las cifras

—Cuatro personas murieron en Virginia el miércoles.

—Tres murieron en el sur el martes.

—Dieciséis tornados —ocho en Virginia, cinco en Carolina del Norte y 3 en Florida— han sido reportados en la costa este, de acuerdo a un reporte preliminar del Servicio Meteorológico Nacional.

—Cincuenta y dos tornados han sido reportados en todo el país desde el martes, según Pedram Javaheri, meteorólogo de CNN.

—Una advertencia poco común de un tornado en febrero fue emitido el miércoles para un área que incluye al distrito de Columbia, Delaware, el centro y oriente de Maryland, el sur de Nueva Jersey, el sureste de Pensilvania y el norte de Virginia. Estuvo activo hasta las 11:00 p.m., hora del este.

—Más de 100.000 clientes se quedaron sin energía eléctrica el jueves por la mañana, dijeron los funcionarios de las empresas de servicios públicos y del distrito de Columbia.

—Más de 2.800 vuelos de Estados Unidos fueron cancelados, según Flightaware.com.

Los muertos y heridos

Tres de cuatro personas que murieron en Virginia —un niño de 2 años, un hombre de 50 años de edad y un hombre de 26 años de edad— perdieron la vida en Waverly, Corinne Geller, dijo una portavoz de la policía del estado en un comunicado de prensa.

Sus cuerpos fueron encontrados a casi 275 metros de distancia del lugar donde se encontraba su casa móvil.

La sargento Michelle Anaya le confirmó a WAVY, afiliada de CNN, que los tres fueron arrastrados de la casa.

“Esta tormenta es enorme en cuanto a tamaño —abarcando una tercera parte del país— y en realidad ha representado una amenaza triple”, dijo Sater. “Además de las inundaciones y condiciones de ventisca, el clima ha sido severo”.

Dos personas murieron en Luisiana el jueves cuando un tornado arrasó con un parque de vehículos recreativos en Convent, Luisiana.

Otro hombre falleció en el condado de Lamar, Misisipi, informó el Servicio Meteorológico Nacional. El forense del condado de Lamar identificó a la víctima como Harris Dale Purvis, de 73 años de edad, de acuerdo con WLBT, afiliada de CNN.

Según los informes, al menos 20 personas resultaron heridas en el condado de Essex, Virginia, donde se reportó un tornado, de acuerdo con el Departamento de Gestión de Emergencias de Virginia.

Y en Tappahannock —una ciudad en el condado de Essex— las autoridades estaban tratando de rescatar a varias personas atrapadas en los restos de la tormenta, informó WWBT, afiliada de CNN.

Las imágenes, las historias

Desmond Gardner

Desmond Gardner estaba en su auto con un familiar cuando llegó la tormenta.

Levantó a los tres de la tierra.

“El viento levantó el auto y nos dejó caer”, le dijo a WAVY. “Todo lo que podía hacer era sostenerlo fuertemente, decirle a mi tío que lo amaba y orar”.

Gardner dijo que estaba en su auto con un familiar cuando el viento derribó los cables de energía eléctrica.

Después de arrancar los cables de electricidad, Gardner describió la escena como “una gran bola de fuego”.

Armin Harris

Armin Harris cree que haber parado en la gasolinera pudo haberle salvado la vida.

Él conducía a través de Waverly, Virginia, cuando iba de camino a recoger a su hija de la escuela el miércoles, pero iba unos minutos tarde después de parar en una gasolinera.

Se metió de nuevo en su auto, y minutos más tarde encontró una escena caótica en la carretera… inicialmente pensó que se trataba de un accidente grave.

“Simplemente me quedé en mi auto y oré, esperando que nadie resultara herido”, le dijo Harris a CNN. “Luego vi a una señora que decía que estaban buscando a un niño”.

Harris se bajó del auto para ver si podía ayudar, y se sorprendió al ver el daño. Se dio cuenta que se trataba de una tormenta.

“Era algo indescriptible”, dijo. “Hubo una enorme destrucción en todas partes”.

El padre dijo que los funcionarios de emergencia estaban ayudando a sacar a una señora de los escombros. Un montacargas estaba recogiendo las partes destrozadas de un edificio.

Harris temía que si no se hubiera detenido en la estación de servicio habría quedado atrapado en medio de lo que la gente describe como un tornado.

Sears Day

Sears Day posee una granja lechera en Oxford, Carolina del Norte, que ha estado operando desde 1943.

“Corrí a través de una gran cantidad de granizo y viento”, le dijo a WRAL, afiliada de CNN.

La secuela fue “un desastre”, como lo describió uno de los empleados de Day. Se podía ver un silo desgarrado, un vehículo volcado y un tractor destruido. Afortunadamente, ninguno de sus 150 bovinos resultó herido, dijo.

A pesar de los daños, se siente “muy afortunado” después de la terrible experiencia.

“Estamos agradecidos por no haber perdido ningún animal y nadie resultó herido”.

Ryan Portish

“Estaba acostado en la cama con mi perro y, de repente, oí un gran estruendo, toda la casa comenzó a temblar y simplemente supe que se trataba de un tornado”. Ryan Portish de St. James Parish, Luisiana, le dijo a WVUE, afiliada de CNN.

Metió a su perro en la bañera y subió. Tres personas más se amontonaron con ellos.

“Estaban orando, y yo estaba llorando. Tenía tanto miedo”, dijo Portish. “La casa no dejaba de temblar”.

Portish y los demás resultaron ilesos cuando el tornado pasó frente a sus casas.

Michael Nelson

En St. John the Baptist Parish, uno de los residentes que perdió su hogar no lo podía creer.

“Es difícil de describir”, dijo Michael Nelson, quien estaba en casa con familiares cuando la tormenta llegó. “Estás sentado allí jugando videojuegos un momento antes y de pronto tu casa ha desaparecido… en un lapso de 10 minutos”.

Los Nelson se quedarán con su familia que vive cerca, pero dijeron que su casa posiblemente sea una pérdida total.

“Literalmente no tengo nada”, le dijo Nelson a WVUE. “Estamos todos vivos, así que eso en sí es una bendición. Eso es todo lo que puedo decir al respecto”.

La respuesta

—Un toque de queda entró en vigor en Waverly a partir del miércoles por la noche para despejar las carreteras y poder limpiarlas, así como para que pudiera trabajar el personal de los servicios de emergencia, según dijo la policía estatal.

—Muchas autoridades están pidiendo que la gente permanezca alejada de la carretera.

—Todas las escuelas del condado de Appomattox estarán cerradas el jueves, de acuerdo con la Policía del Estado de Virginia.

—El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró estado de emergencia en los condados de Escambia y Santa Rosa.

—El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards viajó a las zonas dañadas y declaró estado de emergencia en siete parroquias el martes por la noche.

—El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declaró estado de emergencia el miércoles y canceló un viaje con el fin de visitar Waverly y Appomattox el jueves.

FUENTE