image

 

John y Lisa Robinson, una pareja de Tennessee, son oficialmente unos de los máximos ganadores del histórico Powerball que sorteó $1,600 millones el pasado miércoles.

Este viernes por la mañana, ambos hicieron una breve aparición en los estudios del programa Today (NBC) para hablar del premio. Ahí estuvieron acompañados de su hija, Tiffany, y hasta de su perro. Horas después la familia voló de vuelta a Tennesee para reunirse con representantes de la lotería y hablar de los términos en los que recibirían el premio.

En una posterior conferencia de prensa, los Robinson dijeron que han decidido llevarse el premio a casa en un solo pago de $327.8 millones, en vez de una renta anual pagada a plazos de $528.8 millones (el pedazo de los $1,600 millones que les correspondía), porque nadie les “garantiza un mañana”.

John Robinson, de 58 años, es veterano de la Fuerza Aérea y trabaja para un centro de distribución de Target. Lisa Robinson es dermatóloga y había perdido a su madre recientemente.

En cuanto a sus planes inmediatos, aseguraron que primero quieren pagar las deudas que tienen de la educación de su hija. También piensan saldar la hipoteca de su modesto hogar, valorado en unos $150,000. Luego podrían donar dinero al hospital St. Jude, que atiende gratis a niños con cáncer, y a su iglesia.

¿Piensan trabajar después de ganar la lotería? “¿Por qué no?”, contestaron entre risas.

Fuente