image

 

La lucha contra los cánones y la defensa de la belleza natural gana terreno con más fuerza que nunca. La llegada del verano y, con ello, de la moda de baño incita todo tipo de acciones destinadas a mejorar la autoestima de las mujeres. La última de ellas llega de la mano de Swimsuit For All, y es que esta firma de bikinis y bañadores ha presentado una nueva campaña donde ensalza las curvas, las estrías y la celulitis.

“Quiero que todas las mujeres se sientan seguras y sexy y que rompan las reglas”. Es la declaración de intenciones de Denise Bidot, la modelo plus size que protagoniza el exitoso catálogo. La top y la firma se unieron en este trabajo con una idea clara: mostrar su cuerpo al natural y huir de cualquier retoque digital que sirviera para alterar su apariencia.

A sus 29 años, Bidot sabe que sufre las mismas manías que muchas mujeres del planeta y ha querido mostrar sus ‘imperfecciones’ para sensibilizar a la población de que “no existe un solo tipo de mujer.

No debemos avergonzarnos ni pedir disculpas por nuestra apariencia”.
La top ha confesado, además, que durante muchos años odió su cuerpo pero que ahora ha conseguido amar cada una de sus partes, aunque no cumplan los estereotipos.

Fuente