El gobierno de Estados Unidos no permitirá regresar automáticamente a los poseedores de una “green card” que hayan viajado a países sobre los que pesa una prohibición temporal de entrada a su territorio, dijeron a CNN dos fuentes familiarizadas con el asunto.

En cambio, esos viajeros deberán solicitar una exención al decreto que ordena esa prohibición, dijeron las fuentes.

Los países afectados por el decreto del presidente Donald Trump incluyen los siguientes países de mayoría musulmana: Irán, Iraq, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen.

Los propietarios de “green cards” que actualmente estén fuera del país y busquen regresar a su hogar en Estados Unidos serán atendidos por una exención autoridad de exención que ya ha sido establecida.

Un funcionario dijo que se trata de un proceso de admisión caso por caso y otro dijo que se estaba realizando “con prontitud”.

Las personas de esos siete países que tengan una “green card” .un documento gubernamental que otorga la residencia permanente en Estados Unidos- no deben abandonar el país porque es posible que no se les permita regresar a Estados Unidos, dijo una de las fuentes familiares con el tema.

Ha habido una importante confusión respecto a los términos del decreto de Trump desde que fue firmado el viernes por la tarde, en particular sobre la forma en que se refería a los titulares de visa que están de viaje y si se concedió algún tratamiento distinto a los titulares de una “green card”.

Las exenciones se realizarán a discreción por el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado, y el criterio incluye el estatus de refugiado para minorías religiosas perseguidas, en caso de que negar la admisión cause un daño irreparable o si no hacerlo supone un riesgo a la seguridad o bienestar de Estados Unidos.

Aquellos que viajen sin una “green card” y aterricen en Estados Unidos después de haber sido firmado el decreto, serán detenidos y subidos a un avión para ser enviados de vuelta al país del que son ciudadanos, dijo un funcionario del gobierno a CNN.

Una docena de personas fueron retenidas durante la noche en aeropuertos de Estados Unidos, dijo una fuente familiarizada con el asunto a CNN.

Dos hombres a los que se les habían otorgado visas demandaron luego de haber sido detenidos en el aeropuerto JFK de Nueva York, mientras que Irán dijo que respondería con reciprocidad a la prohibición temporal impuesta por Trump.