Luego de incontables tratamientos de fertilidad e intentos fallidos, la india Daljinder Kaur fue madre de un niño a sus 72 años.  El 19 de abril de 2016 Kaur trajo al mundo a un bebé de apenas 1,62 kilogramos al que llamó Armaan.

Casi un año después, Armaan ya gateaba por toda su casa y su madre, de 73 años, admitió que le fue difícil seguirle el ritmo al niño al que dejó de amamantar a los 3 meses.

“Mi presión sanguínea ha sufrido y me cansó muy rápido. Los doctores me dieron una dieta y algunos remedios. Pero estoy preocupada por Armaan. Tengo que atender mi salud, pero tengo que cuidar de Armaan también”, contó la septuagenaria.

“Desde que gatea, tengo que estar yo también apoyada con mi manos y rodillas en el suelo, y se me hace duro. Está siendo más difícil de lo que pensaba”.

Daljinder y su esposo, Mohinder Singh Gill, de 80 años,  admiten las dificultades de la maternidad a su edad: “Me canso mucho y sólo puedo descansar cuando él se duerme. Mi marido y yo nos enfermamos frecuentemente por nuestra edad, pero nuestra prioridad es cuidar a nuestro hijo”.

Sin embargo, no se arrepienten.

“No importa donde esté, Armann siempre viene gateando hacia mí con una sonrisa. Lo amo. Y es muy sociable, lo que hace las cosas más fáciles cuando estamos con otras personas”, finalizó.

3E12DD8100000578-0-image-m-89_1488978979633

3E12EDBD00000578-0-image-m-82_1488978922722

3E12EE3C00000578-0-image-a-84_1488978941927
FUENTE