Jet Blue-Raccoonknows.jpg

 

Últimamente las aerolíneas dan para mucho. La última en ser protagonista de otro incidente es JetBlue. Lo que empezó con algo tan sencillo como una tarta de cumpleaños terminó en un grave enfrentamiento.

Cuatro miembros de una familia fueron expulsados de un vuelo que salía del aeropuerto de Nueva York John F. Kennedy Airport hacía Las Vegas tras fuertes tensiones por un postre con el que se pretendía celebrar el cumpleaños de Minta Burke, tal y como dijo la familia a ABC 7.

Minta aseguró al noticiero que una azafata había pedido a su marido Cameron Burke mover una tarta que llevaban en el armario de arriba. Él cumplió y la puso debajo de su asiento. Sin embargo, una segunda azafata intervino en el asunto e intercambió unas palabras con su compañera por esta situación, según apunta la familia.

Al ver ese malestar, el hombre se acercó a ambas para ver si todo estaba bien.  Pero la respuesta de la azafata fue que ese no era asunto suyo. Sin pensárselo dos veces y al notar un extraño comportamiento en la mujer, el pasajero le preguntó si había bebido. “Su forma de actuar no era normal”, explicó Cameron.

La Policía intervino inmediatamente en el asunto. Ante tal situación, los hijos de la pareja se mostraron nerviosos y lloraban de desesperación al no entender nadade lo sucedido. “Estábamos tan felices, teníamos muchas ganas de ir a Las Vegas, y de repente esto ocurre”, explicaba la madre de los niños.

Ante las insistencias de que salieran del avión, Camerón decidió grabar la escena al no creer ni entender lo que estaba sucediendo.

La familia finalmente fue echada del avión aunque se les devolvió tanto los puntos como el dinero de los tickets. Antes, el resto de pasajeros tuvo que salir del avión provocando un gran revuelo. Poco después todos regresaron a sus asientos y el vuelo continuó con normalidad, según el periódico New York Daily News.

JetBlue aseguró a la revista PEOPLE que la familia Burke no cumplió con lo que se les pidió acerca de poner la tarta en otro lado, ya que inicialmente la habían colocado en un lugar de seguridad y destinado a equipos de emergencia.

En un comunicado, la aerolínea aseguró: “Después de que los clientes se negaran a hablar con el jefe de equipo sobre la situación, el departamento de policía de Port Authority fue llamado y todos los pasajeros evacuaron el avión. El capitán determinó que el comportamiento de estas personas era un riesgo para el vuelo y no serían permitidos viajar”.

La familia terminó volando a Las Vegas al día siguiente con la compañía United Airlines donde finalmente celebraron el cumpleaños de Minta. Pero Cameron aseguró al New York Daily News que presentaría una demanda contra JetBlue.

Fuente