Marines-Centroamérica-Raccoon-Knows

Washington.- En lo que supone el mayor despliegue de “Marines” a Centroamérica desde la década de 1980, EEUU comenzó esta semana el despliegue de 280 soldados de una unidad expedicionaria que ofrecerá capacitación en respuesta a desastres naturales, a tiempo del inicio de la temporada de huracanes.

El “Grupo de Trabajo Aero-Terrestre”, compuesto por miembros de la Infantería de Marina, concluirá su despliegue a finales de junio, para posteriormente iniciar sus proyectos de apoyo y capacitación en caso de desastres naturales.

En entrevista telefónica, el capitán Armando A. Daviu, portavoz de la Infantería de Marina, explicó este martes que se trata de “una misión humanitaria” para responder a desastres naturales, que prevé completar sus labores en noviembre próximo.

La temporada de huracanes va desde el 1 de junio hasta finales de noviembre.

“Ellos estarán a cargo de capacitación en materia de cooperación de seguridad… estos equipos de entrenamiento los tenemos durante todo el año en estos cuatro países (Guatemala, El Salvador, Belize y Honduras), pero ahora coincide con la temporada de huracanes”, señaló Daviu, al explicar el sistema rotativo de estas misiones.

Esta unidad, conocida por su sigla en inglés como “SPMAGTF-South” y a cargo del Comando Sur de EEUU, no tendrá implicación en las operaciones antinarcóticos en la zona.

“Siempre se evalúa cualquier situación de riesgo que pueda haber y nuestro trabajo es un trabajo de riesgo siempre, pero en este caso se toma todo en consideración y también se cuenta con el apoyo de las fuerzas de estos países… es importante mencionar que nuestras unidades tienen el permiso y aprobación de cada país”, enfatizó.

El grupo, en su mayoría ingenieros, cuenta con cuatro helicópteros “Super Stallion” CH-53E, para transporte pesado, y componentes para asistencia de logística, mantenimiento e ingeniería.

Los elementos terrestres de esta unidad participarán en capacitación para operaciones marítimas y ribereñas, mientras que la unidad de logística realizará obras humanitarias en el área de Gracias a Dios, en Honduras, donde ayudarán en la construcción de escuelas, carreteras y otros posibles proyectos de infraestructura, precisó Daviu.

El despliegue de la unidad, que tendrá su base en Soto Cano, en Honduras –conocida allí como la base de Palmerola-, se produce en unos momentos de gran tensión social en la región, convulsionada por la violencia derivada del narcotráfico y la corrupción en las fuerzas de seguridad.

El Congreso aún no ha aprobado la solicitud de mil millones de dólares del presidente Barack Obama para fomentar la seguridad ciudadana y el desarrollo en Centroamérica.

FUENTE