Coca-Cola -raccoon-knows

La escuela de medicina de la Universidad de Colorado regresará un millón de dólares en donaciones a Coca-Cola, cantidad que fue entregada para apoyar a un grupo de científicos en la investigación sobre la obesidad.

El grupo sin fines de lucro, llamado Global Energy Balance Network (GEBN, por sus siglas en inglés), recibió varias críticas a principios de año cuando el periódico The New York Times reportó que la compañía refresquera lo respaldaba financieramente.

El reporte dijo que el grupo estaba tratando de quitarle la responsabilidad de la obesidad a las malas dietas, la comida rápida y las bebidas endulzadas, como los refrescos.

James Hill, un profesor de la Escuela de Medicina en la Universidad de Colorado, es fundador de la organización. El hombre es uno de los nueve investigadores de universidades alrededor del mundo que forman parte del comité ejecutivo del grupo.

“Si bien la red de trabajo continúa abogando por la buena salud a través de un balance de hábitos alimenticios saludables y ejercicio, la fuente de sus donaciones se ha convertido en una forma de distracción de su objetivo principal”, dijo la Universidad de Colorado a través de un comunicado.

Al menos uno de los científicos que forma parte de la red de trabajo, Steve Bair de la Universidad de Carolina del Sur, ha cuestionado el papel que desempeñan los refrescos y la comida rápida en el aumento de peso de la población.

“La mayoría del enfoque en los medios populares y la prensa científica es que las personas comen mucho, en demasía, y culpan de este hábito a la comida rápida y a las bebidas endulzantes, cuando en realidad no hay evidencia concreta de que esta sea la causa de la obesidad”, dijo el investigador en un video.

Tras recibir críticas en el verano pasado, el Global Energy Balance Network decidió bajar el video, asegurando que las opiniones personales de Blair no reflejaban la opinión del grupo.

Global Energy aseguró que Coca-Cola no decidía cómo se gastaría el dinero que donaba y que el grupo no requería reportarle nada a la refresquera. Además, Balance Network aclaró que no cree que la actividad física sea mucho más importante que una dieta para reducir el riesgo de obesidad.

“GEBN no minimiza la dieta o el papel que las bebidas endulzantes tienen en el desarrollo de la obesidad”, dijo el grupo en su sitio electrónico, agregando que su misión es encontrar “una evidencia para combatir la obesidad”.

El millón de dólares que se regresó de las donaciones será otorgado al Boys and Girls Club of America, informó Coca-Cola.

Los científicos universitarios “están haciendo contribuciones significativas para el entendimiento y el tratamiento de estos temas relacionados con la salud y la fuente de financiamiento no debería de distraerlos de estos esfuerzos”, dijo la compañía en un comunicado.

FUENTE