estudiantes de comunicacion O&M

Compañeros de estudios y profesores de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Dominicana O&M, representantes de la Pastoral Juvenil de Azua, el Círculo de Locutores y de la prensa asistieron a la misa de los nueve días del crimen de Franchesca Lugo Miranda, oficiada por el padre Duván López, quien clamó para que sea detenido el baño de sangre que corre por el territorio nacional.

La joven fue ultimada de un tiro en el tórax cuando regresaba a su casa en compañía de unos hermanos y fueron interceptados para robarles.

El padre López, párroco de la Iglesia El Buen Pastor, invitó a los presentes en la residencia familiar a la misa que será oficiada este lunes, fecha en que Franchesca Lugo Miranda cumpliría 20 años de edad.

“¡Todos somos Franchesca!”, decían los polosherts negro que vestían unos 30 compañeros de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad O&M, encabezado por su director, Oscar López Reyes; Doris Almánzar, directora de Relaciones Públicas de esa institución, y varios profesores.

“Hasta cuando seguiremos con este baño de sangre? El cielo reclama su detención Muchas Franchesca han sido asesinadas por personas que se creen dueños de la vida y reclamamos un alto en ese camino”, expresó el sacerdote.

Dijo que Franchesca “es una paloma dormida. Ella estuvo comprometida con la iglesia; fue humana, cariñosa, servicial y su vida fue cegada cuando se preparaba para ser voz de los que no tienen voz. Desde su corazón salía el bien. Ella realizó un trabajo honesto, con dignidad y respeto, porque poseía virtudes  excepcionales, como la humildad, la sencillez y la alegría”.

Expresó que “por esas cualidades y sus obras de amor y justicia, su asesinato ha enlutado al país y tocado la fibra del corazón de los dominicanos y lacerado el alma de todos nosotros”.

Francisco Lugo Miranda, padre de la occisa,  dijo que la Policía “es un nido de delincuentes, y que no ha recibido una llamada o la visita de un raso enviado por el jefe de la Policía para pedirle disculpa a los familiares por el horrendo asesinato de su hija”.

FUENTE