Cebolla-Cicatriz-Raccoonknows.jpg

 

La cebolla actúa sobre la piel aportando sus beneficios para regenerar el tejido, el extracto de cebolla aplicado de forma tópica puede ayudarnos a mejorar el colágeno en la zona a tratar, mejorando la apariencia de la cicatriz.

Cómo preparar extracto de cebolla para las cicatrices

Para mejorar los resultados, el extracto de cebolla debe aplicarse por lo menos, una vez al día sobre las cicatrices de forma pura, o usarlo en una mezcla con una crema humectante que estés utilizando. Si tu piel es sensible debes tener precausiones con el uso de este producto, ya que puede sensibilizar aún más la piel ocasionando dermatitis de contacto. Recomendamos prudencia y consultar con un especialista ante la mínima duda, esta información es meramente orientativa y no pretende suplantar la opición de un especialista.

Es muy sencillo de realizar el extracto de cebolla y resulta también económico: Necesitarás una tabla para cortar y cuchillo, jabón para platos (busca uno que sea amigable con el medio ambiente), agua, hielo, termómetro, filtros de café, agua destilada, sal y dos recipientes medianos.

Mezclar 3 gramos de sal con 10 gramos de jabón. Cortar la cebolla en pequeños trozos uniformes y colocar en uno de los recipientes, vertirle la mezcla de la sal y el jabón y revolver. Colocar a baño María por 15 minutos, transferir a un baño de agua helada durante cinco minutos y revolver constantemente. Licuar por 5 segundos. Utilizar el filtro de café para colar la mezcla sobre el segundo recipiente. La espuma de la mezcla quedará dentro del filtro mientras que el extracto de cebolla caerá en el recipiente.

Fuente