Multas-Celular-NY-Raccoon Knows

Las multas por escribir mensajes de texto desde el teléfono móvil mientras se conduce en Nueva York tuvieron un incremento del 840% en los últimos cinco años, según anunció hoy el gobernador del estado, Andrew M. Cuomo.

A diferencia de las multas por realizar llamadas, que sí se redujeron de forma sustancial en los últimos años, las penalizaciones por mandar mensajes de texto sí se incrementaron, debido a que esta actividad es cada vez más frecuente, ya sea dentro o fuera del vehículo.

 Cuomo advirtió que la policía estatal se esforzará para prevenir esta “conducta peligrosa”, por lo que habrá “tolerancia cero” con este tipo de distracciones, a pesar de que los cargos por enviar mensajes aún no superaron a las multas por usar el móvil para llamar.

Este cambio de tendencia entre ambas actividades ilegales se refleja en el número de multas expedidas a lo largo de los últimos cinco años.

Según los datos emitidos por el gobierno de Nueva York, las denuncias por enviar mensajes de texto al volante subieron de 9,015 en 2011 a 84,720 en 2015, mientras que las sanciones por hablar por teléfono se redujeron casi a la mitad, pasando de 248,540 en 2011 a 132,028 el pasado año.

“Manteniendo los ojos en la carretera y las manos al volante podemos ayudar a prevenir tragedias innecesarias”, insistió el gobernador, que desde 2011 anunció que la prioridad de los cuerpos policiales en todo el estado sería la de regular este tipo de infracciones al alza.

Los conductores que cometen este tipo de infracciones pueden enfrentarse a multas de $450 y la pérdida de cinco puntos de su licencia, mientras que los infractores noveles se enfrentan a 120 días de suspensión de la licencia, y pueden llegar a perder su licencia durante un año si son multados de nuevo en seis meses.

A pesar de que el estado de Nueva York sí permite el uso de llamadas a través de dispositivos de manos libres o el uso de un GPS mientras se conduce, el uso del móvil está prohibido ya sea para llamar, escribir mensajes, ver y tomar fotos o utilizar juegos.

El auge de los servicios de mensajería móvil por encima de las llamadas no sólo concierne a los conductores, sino que también es un asunto que afecta a los peatones, que pueden distraerse escribiendo y provocar accidentes por igual.

Ante esta situación, que no está regulada, el estado de Nueva Jersey presentó hace unas semanas un proyecto de ley para concienciar a sus ciudadanos del peligro que supone escribir por el móvil y caminar a la vez, con penalizaciones en caso de usar el teléfono al cruzar la calle.

Esta ley, que no se ha aprobado todavía y que generó diversas opiniones, permitiría expedir multas que irían de los $50 a penas de prisión de hasta 15 días, en los casos más extremos, como aquellos en que esta distracción provocase un accidente o situaciones de riesgo para la integridad de las personas.

FUENTE