Sales Epsom-Salud-Belleza-Raccoonknows.jpg

 

Las sales de Epsom se componen de formas de sulfato de magnesio (magnesio, azufre, y oxígeno juntos) con hasta siete moléculas de agua unidas. El nombre de la sales de Epsom deriva de un manantial amargo y salado ubicado en Surrey, Inglaterra, donde la sal fue secada por el agua de manantial que surge de una geología de tiza y arcilla porosa. Hay una gran lista de usos de la sal de Epsom y un gran número de estos incluyen consejos de belleza y salud, como por ejemplo, como exfoliantes naturales y en remedios antiinflamatorios utilizados para tratar el dolor en los músculos, pequeñas heridas, piel seca, e incluso enfermedades.

sales de epsom toalla

Las sales de Epsom son generalmente seguras de usar y el magnesio contenido en los cristales puede ser absorbido por el cuerpo a través de la piel. Por supuesto, asegúrate de consultar con un profesional de la salud si tienes alguna condición médica o si estás embarazada.

Uso de las sales de Epsom para la belleza y la salud

Aquí hay algunos sorprendentes trucos de belleza y salud con sal de Epsom que puedes probar:Usa sales Epsom para darle volumen al cabello

¿Tu cabello se siente aceitoso y pesado cada vez que utilizas el acondicionador? Puedes utilizar la sal de Epsom para hacer un voluminizador casero que va a arreglar ese problema.

Que necesitas:

Una parte de Acondicionador (compra productos orgánicos)
Una parte de sales de Epsom
Un tazón pequeño

Proceso:

Mezcla el acondicionador y las sales en el tazón pequeño.
Aplica el acondicionador como lo harías normalmente.
Déjalo actuar durante 20 minutos antes de enjuagarlo.
Repite este tratamiento semanalmente.

Alivio de quemaduras solares
Todo el mundo recibe una quemadura de sol al menos una vez cada tanto. El dolor puede ser insoportable. Sin embargo, puedes utilizar las sales de Epsom para reducir la irritación de las quemaduras solares debido a sus propiedades anti-inflamatorias.

Que necesitas:

Una botella de aerosol vacía
2 cucharadas de sal de Epsom
1 taza de agua

Proceso:

Mezcla el agua y las sales de Epsom y viértela en la botella de spray.
Rocía la mezcla en la zona afectada, según sea necesario.

Tratamiento de labios secos con sales de Epsom
¿Estás luchando con los labios secos constantemente? La sal de Epsom se puede utilizar para hacer que tus labios estén saludables y se vean mejor mediante la eliminación de la piel muerta y seca.

Que necesitas:

1 cucharadita de sal de Epsom
2 cucharadas de aceite de coco y / o mantequilla de cacao (busca mantequillas / aceites orgánicos y crudos)
Un tazón pequeño

Proceso:

Combina la sal de Epsom y el aceite / mantequilla en un recipiente pequeño.
Aplica la combinación en tus labios.
Frota suavemente.

Alivio de picaduras de insecto
Debido a las propiedades antiinflamatorias de la sal de Epsom, esta ayuda a tratar la irritación de la mordedura de un insecto y la infección.

Que necesitas:

2 cucharadas de sal de Epsom
1 taza de agua
Una toalla
Un tazón mediano

Proceso:

Mezcla el agua y la sal de Epsom en un tazón mediano.
Sumerge la toalla en la solución.
Aplica en la zona afectada, según sea necesario.
sales epsom magnesio

Alivio de dolor de músculo
La sal de Epsom puede aliviar el dolor en los músculos debido al ejercicio gracias a sus propiedades anti-inflamatorias.

Que necesitas:

1 cucharadita de sal de Epsom
1 taza de agua caliente
Un tazón mediano

Proceso:

Vierte el agua caliente en un recipiente pequeño y disuelve las sales de Epsom en ella.
Enfría la solución en el congelador durante 20 minutos.
Limpia y seca el área que deseas tratar.
Aplica la mezcla fría donde sientas dolor.

Pedicuras tratadas con sales Epsom
Las propiedades exfoliantes de las sales de Epsom suavizan la piel áspera y callosa en los pies y dejan una sensación fresca de hidromasaje. También es una alternativa más barata.

Que necesitas:

½ taza de sal de Epsom
Agua tibia y jabón
Un recipiente en el cual poner la solución

Proceso:

Mezcla sal de Epsom y agua con jabón en un recipiente lo suficientemente grande como para sumergir tus pies.
Remoja tus pies durante 10 minutos.
Seca tus pies. Retira cualquier esmalte de uñas y corta o lima tus uñas.
Remoja tus pies de nuevo durante 5 minutos más.
Retíralos del agua, sécalos, y siente los resultados.

Remedio para picaduras de abeja con sales de Epsom
Puedes utilizar la sal de Epsom para combatir las picaduras de abeja y tener una menor inflamación gracias a sus propiedades anti-inflamatorias. Sin embargo, si tienes hinchazón severa o dificultad para respirar después de una picadura de abeja, es importante buscar atención médica de emergencia. Todos los problemas menores pueden tratarse con lo siguiente.

Que necesitas:

2 cucharadas de sal de Epsom
1 taza de agua fría
Una toallita de algodón
Un tazón mediano

Proceso:

Mezcla el agua y la sal de Epsom en un tazón mediano.
Empapa el paño de algodón en la mezcla.
Aplica en la zona afectada.

Un baño saludable
Remojarte en un baño de sal de Epsom puede ayudarte a sentirte rejuvenecido. Asimismo, mantendrá tu piel hidratada y saludable.

Que necesitas:

Baño completo con agua caliente
2 tazas de sal de Epsom
Ambiente relajante

Proceso:

Llena tu bañera con agua caliente.
Vierte 2 tazas de sales de Epsom y deja que se disuelva.
Remójate durante al menos 12 minutos.
Repite el proceso tres veces a la semana para obtener mejores resultados.
Sales de Epsom para tratamiento facial
Las propiedades exfoliantes naturales de sal de Epsom dan un impulso a cualquier limpiador de cara.

Que necesitas:

½ cucharadita de sal de Epsom
Crema limpiadora de cara (Usar una cantidad normal. Asegúrate de seleccionar productos orgánicos)
Un tazón pequeño

Proceso:

Mezcla la crema para la cara y la sal de Epsom en un tazón pequeño.
Aplica sobre la piel y frota suavemente.
Enjuágate con agua fría.
Sécate y siente los resultados.
Sales de baño
Tú mismo puedes hacer tus propias sales de baño de sales de Epsom. Estas solo son una fracción del costo original y también son mejores para ti.

Que necesitas:

2 tazas de sal de Epsom
1 taza de sal rosada del Himalaya
30-40 gotas de aceites esenciales (incienso, lavanda, eucalipto, limón, etc.)
Un frasco pequeño
Un tazón mediano
sales de epsom sal edl himalaya

Proceso:

Mezcla las sales y aceites esenciales en un tazón mediano.
Transfiere la mezcla a un frasco pequeño.
Vierte estas sales de baño en el inodoro cuando lo desees.

Tratamiento para astillas
La sal de Epsom se puede utilizar después de la eliminación de una astilla pequeña para reducir la hinchazón y la irritación.

Que necesitas:

2 cucharadas de sal de Epsom
1 taza de agua fría
Una toallita de algodón
Un tazón mediano

Proceso:

Mezcla la sal de Epsom y el agua fría en el recipiente de tamaño mediano.
Empapa la toalla de algodón en la mezcla.
Aplica la toallita en el área afectada.

Tratamiento de Spa, Post-ducha
Puedes exfoliar suavemente la piel después de una ducha con sales de Epsom. El proceso es muy sencillo y los resultados son los mismos que ir a un spa. La textura y nutrientes secundarios de la sal ayudan a limpiar la piel y eliminar las células muertas de la piel. Esto deja la piel suave como la seda.

Proceso:

Después de una ducha, toma puñado de sal de Epsom.
Masajea suavemente la piel húmeda con la sal de Epsom.
Repite hasta que te sientas exfoliado.
Enjuágate y disfruta de los resultados.

Exfoliación profunda
La sal de Epsom también se puede utilizar para una exfoliación profunda. La siguiente solución funciona bien en los momentos difíciles para una piel extra-seca, pero no se debe usar sobre piel lesionada o irritada.

Que necesitas:

2 tazas de sal de Epsom
¼ de taza de aceite de coco y / o mantequilla de cacao (Crudo, Orgánico)
3 gotas de aceite esencial de lavanda
Un tazón mediano

Proceso:

En un tazón mediano mezcla sal de Epsom, aceite / mantequilla y el aceite esencial
Frota suavemente la solución en las manchas ásperas o secas de la piel.
Alivio de la hiedra venenosa
Si disfrutas muy a menudo del aire libre, lo más que probable es que te puedas encontrar con alguna hiedra venenosa. Puedes utilizar la sal de Epsom para aliviar cualquier irritación o inflamación que puede provenir de la exposición a la hiedra venenosa.

sales de epsom para irritación

Que necesitas:

2 cucharadas de sal de Epsom
1 taza de agua fría
Una toallita de algodón
Un tazón mediano

Proceso:

Mezcla sal de Epsom y agua fría en un tazón mediano.
Empapa la toalla de algodón en la solución.
Aplica en la zona afectada, según sea necesario.
Baño de hielo
Los atletas utilizan baños de hielo para combatir la inflamación. Las sales de Epsom también tienen propiedades anti-inflamatorias y se puede añadir a un baño de hielo para ayudar a promover la curación.

Proceso:

Añade 3-4 tazas de sales de Epsom a tu baño de hielo.
Sumérgete, soporta muy bien, y disfruta de los beneficios.
Usa sales de Epsom como ayuda para dormir
La sal de Epsom alivia la piel y relaja los músculos. Por lo tanto, puede contribuir a descansar bien por la noche.

Proceso:

Añade un par de puñados de sal de Epsom en un baño caliente antes de irte a dormir.
Disfruta del ambiente relajado.
Problemas en los pies
Hay muchos problemas en los pies que pueden ser tratados con sales de Epsom. El dolor en las articulaciones, hinchazón, los hongos de los dedos del pie, y el olor de los pies pueden ser mejorados con un remojo caliente de pies con sales de Epsom.

Que necesitas:

Un contenedor grande de agua caliente-tibia (lo suficientemente grande para tus pies)
1 taza de sal de Epsom
Proceso:

Vierte la sal de Epsom en el recipiente de agua tibia-caliente y deja que se disuelva.
Remoja tus pies durante 15 a 20 minutos.
Repite esto diariamente hasta que el problema en el pie está bajo control.
No dejes de leer:
10 increíbles usos de las sales de Epsom en el jardín
Protección de la piel
Cuando te asoleas o te quemas, la acumulación de piel muerta puede hacer que sea difícil aplicar protector solar con eficacia. Puedes utilizar este exfoliante de sales de Epsom para ayudar a eliminar la piel muerta de modo que la protección solar funcione sin problemas.

Que necesitas:

50 gramos de sal de Epsom
50 gramos de sal del mar
100 gramos de granos de café
1 cucharadita de aceite de eucalipto
Aceite de sésamo
Un tazón mediano

Proceso:

Mezcla la sal de Epsom, sal marina, café molido y el aceite de eucalipto en un tazón.
Añade el aceite de sésamo hasta que puedas formar una pasta con la mezcla.
Frota en las áreas de tu cuerpo donde estés bronceado.
Enjuágate en la ducha.

Fuente