jugadores-Super Bowl-Trump-Raccoonknows.jpg

 

Varios jugadores de los Eagles de Filadelfia, equipo triunfador del Super Bowl, han dicho que no planean asistir este año a la tradicional visita a la Casa Blanca.

El receptor Torrey Smith, el ala defensiva Chris Long y Malcolm Jenkins son algunos de los jugadores que han dicho que no planean participar en la visita a residencia oficial, publicó NJ.com.

La decisión es parte de la polémica entre el mandatario y jugadores de la NFL que rechazan arrodillarse ante la entonación del Himno Nacional, como un modo de protestar.

Esta acción comenzó en 2016 con Colin Kaepernick, el mariscal de campo de San Francisco, quien utilizó el gesto para protestar contra la brutalidad policial y la injusticia racial.

Sin embargo, tras las críticas del presidente Trump a Kaepernick, otros jugadores hicieron lo mismo, y el mandatario exigió a la NFL que implemente una regla que obligue a los miembros de los equipos mantenerse de pie.

La semana pasada, Smith dijo que los jugadores no están protestando contra el Himno en sí, sino durante el himno.

“Mi padre, cuando muera, va a ser enterrado con una bandera estadounidense alrededor de su ataúd, ya que sirvió en el Ejército”, dijo. “Entiendo por qué algunas personas se sienten ofendidas. Además, hay soldados que tienen problemas en este momento, y son cosas que los afectan. Son cosas que afectan a mi padre. Él entiende las dos caras del problema”.

Long, cuando se le preguntó si planeaba asistir al viaje a la Casa Blanca, dijo que no. “No”, expresó durante el podcast Pardon My Take. “No iré a la Casa Blanca. ¿Estás bromeando?”.

Mientras Jenkins ha levantado el puño en el pasado durante el Himno Nacional y ha hablado en contra de Trump.

“Personalmente no anticipo asistir a eso”, dijo durante una entrevista en CNN.

Fuente