image

 

Según el portal TMZ, alguien que acudió al velorio de Bobbi Kristina Brown, quien falleció el domingo 26 de julio, le tomó una foto a su cadáver, en el ataúd. No contento con eso, vendió la imagen. Se estima que pidieron, aproximadamente, un monto de cien mil dólares por el documento gráfico.

La publicación especializada en espectáculos agrega que miembros de la familia se están culpando unos a otros por el cruel incidente, pues indica que no se tomaron las medidas de seguridad necesarias durante el velorio.

Lo más raro de todo es que ellos ya estaban preocupados de que esto pueda suceder, pues en el 2012, cuando falleció Whitney Houston, madre de Bobbi Kristina Brown, una instantánea parecida también fue puesta a la venta.

No hay duda que la tragedia no ha dejado de perseguir a esta familia. Se espera que después de toda la tormenta mediática, Bobbi, de tan solo 22 años pueda por fin descansar en paz.

Fuente