gettyimages-venezuela-apagon-vela-raccoon knows

Venezuela inicia este lunes la aplicación del plan de administración de carga eléctrica para reducir el consumo de energía en el país.

El plan contempla una restricción del servicio eléctrico por un lapso de cuatro horas diarias durante 40 días. No se aplicará en hospitales, aeropuertos ni cuerpos de seguridad, ni tampoco en la Gran Caracas, por ser sede de los poderes públicos, ni en los estados de Vargas, Nueva Esparta, Amazonas y Delta Amacuro.

El plan de racionamiento eléctrico tiene como finalidad disminuir el consumo en 2.000 megavatios, según informó la Agencia Venezolana de Noticias, para preservar el nivel del embalse de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, en el estado Bolívar, ante la ausencia de precipitaciones por el fenómeno de El Niño.

Esta no es la primera medida implantada por el gobierno venezolano para paliar la sequía. A principios de este mes, el presidente Nicolás Maduro declaró los viernes de abril y mayo como no laborables como medida para ahorrar energía.

Además, los centros comerciales de Venezuela ya cumplen una regulación de que deben ‘apagarse’ durante dos periodos al día a partir del 10 de febrero.

Según informó el Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica de Venezuela a partir de esa fecha se instauró “un horario especial para reducir el consumo eléctrico en los centros comerciales” que consiste en recortes de luz desde la 1:00 p.m. a las 3:00 p.m. y desde las 7:00 p.m. hasta las 9 p.m., una doble suspensión del servicio eléctrico cada día.

FUENTE