Varios ríos de Puerto Rico se han desbordado hoy debido a las fuertes precipitaciones y el aumento del nivel del mar que provoca el huracán María, que tocó esta mañana en la costa sureste de la isla con fuerza de categoría 4.

Uno de los que más preocupa es el río La Plata, indicó la emisora de radio WIPR, aunque también se registran crecidas en Río Grande de Loiza, Espíritu Santo y Fajardo.

María, que tiene vientos máximos sostenidos de 230 km/hora, se encuentra a unos 25 kilómetros al oeste-suroeste de San Juan, y se mueve hacia el noroeste a 20 km/hora.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) pronostica que María podría dejar de 12 a 18 pulgadas (de 304 a 457 milímetros) en Puerto Rico, aunque en zonas aisladas podrían alcanzarse las 25 pulgadas (635 milímetros).

Estas lluvias podrían causar inundaciones y deslizamientos de tierra que podrían ser “mortales”, alertaron los meteorólogos estadounidenses.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, aseguró hoy al programa televisivo “Today Show” que María será “devastador” para la isla.

Roselló dijo que la clave es que hay numerosas casas de madera, muchas de ellas en zonas inundables, que “no tienen opciones” de superar este ciclón, debido a las precipitaciones que María deja en la isla y el aumento del nivel del mar y de los ríos, así como la fuerza de los vientos.

Fuente