vinicio castillo

El diputado de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Vinicio Castillo Semán, solicitará a la Cámara de Diputados que invite formalmente al Canciller Andrés Navarro, a los fines de que explique los fundamentos constitucionales y legales en que se fundamenta para afirmar que la República Dominicana no deportará ciudadanos que estén ilegalmente en su territorio que hayan nacido en la República Dominicana, con lo cual se desconoce, tanto la Constitución de la República, como el Fallo 168-13 del Tribunal Constitucional.

Andrés Navarro, como Canciller, habla a nombre de todos; de nuestro país. Decir que RD no va a repatriar a ningún ilegal nacido en nuestro territorio es conceder derechos adquiridos automáticos por el jus solis, que es el argumento central de la acusación de Haití contra República Dominicana en su ofensiva internacional.  Las declaraciones del Canciller son de extrema gravedad; desconocen la Constitución y el Fallo 168-13. Solicitaré en virtud de los artículo 93, numeral 2, inciso c) y 94 de la Constitución, que el Canciller sea invitado a declarar ante la Cámara de Diputados”, expresó el diputado Castillo Semán.

“Decir que cualquier ciudadano haitiano ilegal que no se haya acogido al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros no podrá ser deportado por las autoridades de Migración por el solo hecho de alegar que nació en RD, es un grave atentado a la seguridad interna de la República Dominicana. Ordenar miles de investigaciones sobre alegatos de que el ilegal nació o no en la República Dominicana es un absurdo, puesto que conforme a la Constitución y las leyes vigentes, no existen derechos adquiridos automáticos por el hecho de nacer en RD.  El Canciller lo que hace es validar con sus declaraciones la posición haitiana y la amenaza del Presidente Michell Martelly de que no recibirá a ningún haitiano nacido en la República Dominicana por considerar que son apátridas o ciudadanos dominicanos.  Esto es demasiado grave.  El Congreso debe jugar su papel e invitar al Canciller Navarro a que explique esta posición que pone en peligro la existencia misma del Estado dominicano”, expresó Castillo.

“A partir de hoy ningún ciudadano sujeto a deportación va a dejar de alegar que nació en un Batey en la República Dominicana.  Conforme a la versión del Canciller Navarro, ese solo alegato le bastará para no ser deportado.  En consecuencia, todos los haitianos que crucen ilegalmente la frontera alegarán lo mismo”, concluyó Castillo Semán.

FUENTE