image

 

Aunque la cantante Demi Lovato tuvo muy claro desde el primer momento que Wilmer Valderrama era el hombre de su vida, a él le costó un poco más animarse a darle una oportunidad a su chica porque consideraba que la diferencia de edad de 12 años que existe entre ellos era demasiado grande.

“Me sentí muy atraída por él desde el primer momento que le vi. Me enamoré de él el segundo en que le conocí. Para él fue un poco distinto porque yo era más joven y él se puso en plan: ‘¡Mantente alejada de mí!'”, explicó Demi en una entrevista a la emisora Capital FM.

Finalmente Demi consiguió hacer cambiar de idea al actor y ganarse su corazón, pero por el momento ninguno de los dos tiene planes para pasar por el altar en un futuro cercano.

“Creo que si alguna vez me comprometiera, me gustaría tomarme mi tiempo para planearlo todo. Y siendo parte de una industria en la que trabajamos constantemente, nunca sé cuándo tendré mis próximas vacaciones, así que no sé cómo se supone que podría planear una boda”, añadió la cantante para desmentir los rumores de que se había comprometido en secreto con su pareja.

Wilmer se convirtió en el gran apoyo de Demi al poco tiempo de comenzar su relación, cuando ella ingresó en rehabilitación para lidiar con sus problemas de adicción a las drogas y al alcohol.

“Empezamos a salir cuando cumplí los 18. Justo después ingresé en rehabilitación. La gente le dijo: ‘Probablemente deberías dejarla. Ha entrado en una espiral y va a arrastrarte con ella. Pero él dijo: ‘No voy a marcharme. Es una persona por la que me preocupo realmente’. Nos apoyamos a muchos niveles diferentes. Yo he pasado por muchas cosas, por cosas de las que la gente no tiene ni idea. Él también ha visto muchas cosas”, explicaba Demi a la revista Cosmopolitan.

Fuente