image

 

Después de que el magnate estadounidense Donald Trump lanzara su precandidatura a la presidencia por parte del Partido Republicano, y se refiriera a los mexicanos de manera despectiva, como violadores o traficantes de drogas, Ximena Navarrete prefirió quedar bien con el empresario que salir en defensa de sus compatriotas.

“A mí no me gusta entrar en temas políticos. Donald Trump me ha tratado súper bien, yo sigo trabajando con él, hasta el día de hoy, yo tengo un contrato firmado con él.” Afirmó la modelo y actriz.

“Yo no voy a hablar mal de alguien que a mí me ha tratado bien”, dijo Navarrete, al contrario de otra ex Miss Universo, Lupita Jones, directora de Nuestra Belleza, quien ha dejado claro que si siente que la integridad de la participante mexicana en Miss Universo es puesta en riesgo, no se enviará participante al certamen. “En el momento que considere que pongo en riesgo la integridad y dignidad de nuestra representante, pondré en consideración la participación de Wendy en Miss Universo”, escribió Jones en su cuenta de Twitter.

Fuente