image

 

Zoe Saldana le dio la bienvenida a sus gemelos Cy y Bowie hace seis meses, y aunque pareciera que ya recuperó su figura previa al embarazo, la actriz insiste que ese no es el caso. “No quiero volver a donde solía estar. Me quiero sentir saludable, y no simplemente entrar en los viejos jeans que solía usar”, dijo Saldana (36), a InStyle. “Ahora soy una mujer. Mi cuerpo ha cambiado. Está más suave… y fuerte”.

Convertirse en madre también ha cambiado a Saldana en otras formas.

“Desde que he estado con Marco, he bajado mi guardia. Finalmente cuando tuvimos nuestros niños, miré a mi esposo y me di cuenta: yo este hecha para ti y tú estás hecho para mi. Siempre me sentí cómoda alrededor de los hombres siempre y cuando ellos fuera amigos. Ahora finalmente estoy cómoda con mi amante. No quiero estar separada. Quiero mi iglesia. Quiero vivir dentro de la religión de nuestra propia familia pequeña”.

Y [Marco] Perego se siente igual de cómodo con Saldana. De hecho, después de que se casaron, el artista italiano decidió tomar el apellido de su esposa. “Traté de convencerlo para que no lo hiciera”, dijo la actriz de Infinitely Polar Bear. “Le dije, ‘Si usas mi nombre, vas a ser castrado por tu comunidad de artistas, por tu comunidad de hombres latinos, por el mundo’. Pero Marco me miró y dijo, ‘Ah, Zoe, no me importa una mi**da’”.

De acuerdo con Saldana, Perego es diferente a todos con los que ella salió.

“No es como si yo tuviera problemas con los hombres, siempre he sido independiente a la crítica. Siempre creí que es mi derecho de nacimiento comportarme como un igual en esta Tierra, y sin tener títulos de nada”, dijo sobre sus relaciones anteriores. “Dicho eso, he tenido experiencias de despechos cuando se refiere a escoger compañeros que querías ser iguales pero no tenías la habilidad de realmente devolverme ese respeto recíprocamente”.

En un artículo principal de largo alcance, Saldana también habló sobre las críticas que aseguran que ella tiene la piel muy clara como para interpretar el rol de Nina Simone y la nueva película Nina. “No pensaba que fuese la correcta para el papel, y sé que muchas personas estarán de acuerdo, pero entonces, tampoco pienso que Elizabeth Taylor fuese buena para Cleopatra. Un artista no tiene color, género… Es más complicado que solo ‘Oh, escogiste a la que se parece a Halle Berry para interpretar a una mujer negra, oscura y sorprendentemente hermosa’. La verdad es, ellos escogieron a una artista que está dispuesta a sacrificarse a sí misma”, dijo la actriz a la revista.

“Necesitábamos decir su historia porque ello se lo merece”.

La carrera es algo en lo que ella piensa mucho, particularmente después de la llegada de sus hijos. “Lo que era importante para mi madre es que nos casáramos con alguien que aún tuviese sueños y aspiraciones, no de qué color o clase venían”, dijo Saldana a InStyle. “Nosotros éramos de todos los colores pero nunca hablamos sobre eso. Todos comíamos la misma comida. Miro a Cy y el parece casi de Camboya. Miro a Bo y es como, ‘Oh, nuestro pequeño faraón”.

Fuente