3 recetas saludables para hidratar tu cuerpo

image

 

La hidratación es necesaria para tener un cuerpo saludable y una vida sana. No importa la época del año, debemos mantenernos hidratados tanto en invierno como en verano. Pero hidratarse no se trata sólo de beber agua, muchos alimentos y frutas poseen líquido y esto ayuda agregando sabor. ¿Quieres conocer algunas recetas saludables e hidratantes?

#3 Yogur de coco y pomelo

El pomelo es una fruta hidratante y llena de antioxidante. El yogur le agrega dulzura y cremosidad. Las almendras suman proteínas y un toque crocante. Las semillas de chía son fuente de ácidos grasos como el omega-3.

Ingredientes:

• 1 toronja mediana
• 1 taza de yogur de coco
• 2 cucharadas de semillas de chía
• 2 cucharadas de almendras fileteadas
• 1 cucharada de coco rallado

Preparación

1. Pelar y cortar el pomelo en trozos.
2. Colocar una capa de pomelo en una taza o tazón, encima verter el yogur de coco y espolvorear con las semillas de chía y almendras.
3. Repetir el paso 2. Espolvorear con coco rallado.

#2 Jícama, zanahoria y aguacate

La jícama y las zanahorias agregan un sabroso crujido a la receta. La salsa suma su cremosidad a las verduras.

Ingredientes:

• 2 zanahorias grandes
• ½ jícama
• 1 aguacate
• 1 cucharada de cilantro fresco
• 1 cucharada de cebolletas frescas, cortadas en cubitos
• 1 limón y su jugo
• Pizca de sal marina

Preparación:

1. Lavar y pelar la jícama en rebanadas y las zanahorias en bastones delgados.
2. En un procesador de alimentos agregue el aguacate, sal, cilantro, cebolla de verdeo, jugo de limón y sal marina.
3. Procese hasta obtener una consistencia espesa y cremosa.

#1 Ensalada de repollo y pepino

Ideal para un almuerzo rápido o una cena liviana. Además de rápida es refrescante.

Ingredientes:

• ¼ de repollo morado grande
• ¼ de col blanca grande
• 1 pepino grande
• 1 lata de frijoles negros
• 2 cucharadas de aceite de oliva
• Jugo de medio limón
• Pizca de sal marina

Preparación:

1. Escurre y enjuaga los frijoles negros y resérvalos.
2. Lava y corta en rodajas finas la col y el repollo y colócalos en un tazón grande.
3. Lava y pica el pepino. Mézclalos con los frijoles.
4. Añade aceite de oliva, sal marina y jugo de limón. ¡A mezclar y saborear!

Fuente