image

 

La energía que gastamos diariamente por el ritmo frenético de vida que llevamos requiere que comencemos el día con alimentos que nos ayuden a no decaer para todas las horas que tenemos por delante, y en este caso, hablamos de ello con smoothies que te ayudarán a lograrlo.

#3 Smoothie de arándanos y vainilla congelado

Para preparar este smoothie bastará con un puñado de arándanos, medio vaso de leche, 1/4 vaso de agua, y una cucharada de esencia de vainilla. Lo colocas todo en la licuadora hasta que obtengas una mezcla homogénea. Luego lo pasas a moldes de magdalenas y al congelador.

#2 Smoothie de banana y cacahuete

En este caso, además de un montón de minerales, tendremos la energía de los frutos secos. Para conseguirlo, solo mezcla dos plátanos con dos cucharadas de helado de cacahuete y 1/4 de vaso de leche. A la licuadora, y luego a tomarlo muy frío, con hielo o de la nevera.

#1 Yogur smoothie a la cereza

Si eres de los que adoran el sabor y la consistencia del yogur, entonces puedes probar a mezclar un yogur natural de tipo griego junto con una cucharada de helado de cerezas y 1/4 vaso de leche. Todo a la batidora, y luego tan solo servir frío con mucho hielo. ¡Está de lujo!

Todas las recetas que te hemos mostrado de smoothies para empezar bien el día, aunque son muy diferentes entre sí, tienen en común un alto aporte de vitaminas, de minerales y de otros ácidos necesarios para estar activos. Y al tiempo, suponen una manera de depurar nuestro organismo.

¿Te animas a comenzar con ellos cada mañana para un día cargado de energía? Si te gusta más otra fruta, siempre puedes probar a tomar alguna de las recetas anteriores como base para añadir otros ingredientes o sustituirlos.

Fuente: Imujer