Loading...

image

 

Exfoliar el rostro y realizarle una limpieza profunda es una excelente manera de conservar la piel luminosa y siempre joven.

Exfoliante facial natural de tomate y azúcar

Para realizar este exfoliante para el rostro necesitarás un tomate maduro y una cucharada de azúcar refinada. Para prepararla solo deberás cortar el tomate por la mitad y rociarlo con el azúcar refinada. A continuación frota el tomate por tus mejillas y tu frente con movimientos circulares. Deja que actúe durante unos 10 o 15 minutos y enjuaga con agua templada. 

Exfoliante facial de harina de avena y lavanda

Para realizar este efectivo exfoliante necesitarás 1 taza de harina de avena, ½ taza de flores secas de lavanda a las que les deberás sacar los tallos, ½ taza de leche en polvo no importa si es entera o desnatada y 2 cucharaditas de harina de maíz.

En un bol coloca todos los ingredientes y mézclalos muy bien. Humedece tu rostro y masajéalo con el exfoliante que tienes en el bol. Finalmente, enjuágalo con agua tibia y seca tu rostro con pequeños golpecitos con una toalla suave. Si guardas este preparado en un recipiente hermético, te durará 6 meses aproximadamente.

Exfoliante de piña

Para este exfoliante naturalnecesitarás 150 gramos de trozos de piña fresca a temperatura ambiente, 50 centímetros cúbicos de aceite de oliva y 50 gramos de perejil fresco picado. Para prepararlo coloca la piña en el vaso de la licuadora y agrégale el aceite de oliva y el perejil. Mezcla con cuidado de que la piña no se haga puré y aplícala sobre tu piel y déjala actuar durante unos 15 minutos. Por último aclara con agua tibia y seca cuidadosamente.

Exfoliante de café

Para hacer este excelenteexfoliante para la piel del rostro necesitarás 1/3 de cucharadita de aceite de oliva extra virgen que puedes remplazar por manteca de karité o aceite de coco, 1 cucharadita de miel de abejas y 1 ½ cucharadita de café molido (reutiliza el que empleaste para preparar el café de la mañana). Mezcla los ingredientes y aplícate el exfoliantesobre la cara limpia. Déjalo unos minutos y finalmente lava tu rostro con agua templada. 

Fuente Imujer