image

 

No dejes que su nombre te engañe, el «talco para bebés» no es solo para bebés. Pero, si este dato te ha asombrado, espera a leer el siguiente: el talco para bebés no solo sirve para aplacar olores y dejar la piel más suave. De hecho, este talco también puede ser muy útil para realzar tu belleza natural.Estas son las 4 maneras de incorporar el talco para bebés en tu rutina de belleza.

#1 Pestañas más bellas

¿Tus pestañas te dan pena? ¡No estás forzada a usar las postizas para mejorar tu aspecto! La verdad es que puedes hacerlo de un modo más natural, que tiene efectos más duraderos. Es sencillo; solo tienes que seguir al pie de la letra los siguientes pasos: riza las pestañas, coloca sobre ellas un poco de talco con algodón y aplica 2 o 3 capas de mascarilla.

#2 Champú seco

El champú seco es uno de los mejores aliados para eliminar los cabellos grasos de la faz de la tierra y transformarlos en obras de arte brillantes y dignas de admiración. Para disfrutar de los beneficios del talco sobre tu pelo, secciona tu cabello tal como si te fueras a teñir el pelo. Luego, espolvorea talco sobre tu cuero cabelludo. Finalmente, peina tu cabello y lávalo hasta que todo el talco haya desaparecido.

#3 Pies aromáticos

Algo tan sencillo como quitarte los zapatos se ha transformado en una verdadera tortura para ti y todos los que te rodean. Y es que cada vez que tus pies ven la luz, un hedor indescriptible inunda la sala y ahoga las narices de todos los presentes. Te alegrará saber que esta problemática tiene una solución: esta consiste en espolvorear talco de bebé sobre tus pies y en tus zapatos. ¡Muy simple!

#4 Maquillaje más prolijo

si eres como el resto de las mortales, estoy segura de que te ha sucedido alguna vez. De lo más entusiasmada, terminas de embellecer tus ojos con sombra y cuando vas a mirar tu rostro en el espejo para evaluar los resultados, descubres que la sombra se ha apoderado también de la zona baja de tus ojos y de tus mejillas. Te regalaremos ahora un truco para que evites este desastre estético: aplícate una capa de talco en las zonas expuestas. Luego, podrás removerla fácilmente y, ¡tu rostro estará reluciente!

Fuente: Imujer