Loading...

image

 

La actriz Danielle Watts fue objeto de un terrible error cometido por los jefes de policías del condado de Los Angeles, al ser confundida por una prostituta negra junto a un cliente blanco, cuando realmente estaba besando a su novio.

Watts, quien interpretó a la esclava Coco en la película Django, ganadora del Oscar en 2012, fue esposada y herida en una de sus muñecas al momento de ser arrestada por los oficiales de policía, aseguró el diario Daily Mail.

Watts y su novio, Brian James Lucas, fueron vistos besándose en una calle de Hollywood, cuando una comisión de uniformados los llamó y les pidieron que mostraran su tarjeta de identificación, algo a lo que Watts se negó.

En su página de Facebook, la artista escribió: “Hoy fui esposada y detenida por dos agentes del Departamento de Policía de Studio City, luego de que ellos se negaran a aceptar que yo no había hecho algo malo al mostrar afecto, y completamente vestida, en un lugar público”.

Watts también publicó una foto suya llorando mientras estaba de pie en la calle en compañía de un oficial que al parecer está conversando con la actriz.

Watts, explicó que “cuando el oficial llegó, yo estaba de pie en la acera junto a un árbol. Hablaba con mi padre en mi teléfono celular y sabía que no había hecho algo malo y que no estaba perjudicando a nadie, así que me alejé”.

La actriz añadió: “Unos minutos más tarde, cuando todavía estaba hablando con mi padre, dos policías me abordaron y me colocaron las esposas. Y cuando estaba sentada en la parte posterior del vehículo de la Policía, recordé las innumerables veces que mi padre llegó a casa frustrado o humillado por la Policía sin haber hecho algo malo”.

Watts más tarde aludió que fue víctima de rascismo y la brutalidad policial solo porque estaba teniendo un comportamiento cariñoso con un hombre blanco.

Audio policial desmiente acusación de racismo

Horas más tarde el portal TMZ obtuvo y publicó el audio policial del incidente, este demuestra que en realidad la actriz estaba teniendo sexo con su pareja en su vehículo.

El audio contiene la llamada de una persona al 911 para denunciar que la pareja mantenía relaciones sexuales con la puerta abierta del auto en la vía pública.

Según la versión oficial, los agentes tranquilamente se acercan a la actriz y le piden una identificación a Watts, que sorprendida pregunta a los oficiales qué sucedía. Cuando el sargento Jim Parker le vuelve a solicitar sus documentos, ella alega que la situación es por un tema racial, “porque ella en negra y su novio es blanco”.

Fuente: Noticias24

image