Loading...

image

 

La actriz podría verse envuelta en otro lío legal
Aunque Lindsay Lohan fue acusada de robo en el pasado, nunca se había tratado de algo relacionado con el mundo digital.

En febrero de 2011 se presentaron cargos contra ella por robar un collar de una joyería y en 2008 una modelo la acusó por robarle su abrigo de 11 mil dólares.

Ahora, la actriz de 27 años podría verse envuelta en un nuevo lío legal por el robo de la idea de una app.

De acuerdo con TMZ, Lohan y su hermano Michael llegaron a un acuerdo con un desarrollador tecnología llamado Fima Potik para trabajar en una aplicación llamada Spotted Friend.

Tal aplicación permite a los usuarios ver la ropa que las celebridades tienen en su closet y les da la oportunidad de comprarla. Por supuesto, las famosas obtienen parte de las ganancias.

En julio del año pasado, Lohan habló en Twitter sobre Spotted Friend, pero finalmente tomó caminos separados con el empresario.

El problema viene ahora porque desde el mes pasado Lohan empezó a hacer dinero a través de una aplicación bastante similar y el empresario ya advirtió que si no se detiene puede emprender acciones legales contra ella.

Lohan respondió a través de su abogado y aseguró que el empresario solo quiere sacar provecho de su “reconocimiento mundial como icono de la moda”.

Fuente: Eluniversal