Loading...

130916162508-fbi-seeking-info-aaron-alexis-poster-from-fbi-story-topTrece personas murieron y varias resultaron heridas este lunes después de que al menos un atacante armado abriera fuego una sede de comando de operaciones navales estadounidense en Washington, informó el alcalde de la capital, Vicent Gray.

De los muertos, 12 son víctimas y el restante es el principal sospechoso, que fue abatido.

El sospechoso muerto fue identificado como Aaron Alexis, contratista militar de Texas, de 34 años, según dijo el FBI. Un oficial de la policía metropolitana le dijo a CNN que el sospechoso fue identificado con una tarjeta de identidad con foto tomada del cuerpo. Alexis utilizó su identificación de contratista para ingresar al complejo de la Marina.

Alexis salió de la Marina en 2011 y desde entonces era parte de la “reserva lista” de la institución.

Alexis fue dado de baja de la Marina tras un “patrón de mala conducta”, le dijo un funcionario de defensa a Barbara Starr, de CNN. Registros de la Marina indican que fue un reservista de tiempo completo entre 3007 y enero de 2011.

Michael Ritrovato, amigo y excompañero de casa de Alexis, le dijo a CNN que Alexis estaba frustrado con la compañía que lo contrató para que trabajara para la Marina.

Alexis dijo que no le pagaron lo apropiado tras regresar de una asignación de meses en Japón el año pasado, dijo Ritrovato.

No está claro si la disputa era por salario o por gastos. Alexis sintió que la compañía le debía dinero y no le había pagado, aseguró Ritrovato.

Varias fuentes policiales le dijeron a CNN que Alexis utilizó un rifle AR15 en el tiroteo y portaba también pistola Glock. Creen que actuó por su cuenta.

De los tres heridos que están siendo atendidos en el Hospital MedStar Washington, dos son empleados de la Marina y uno es un oficial del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, según Ray Mabus, secretario de la Marina.

Se espera que los tres heridos se recuperen. Un hombre está en cirugía por heridas de bala en las piernas, dijo Janis Orlowski, jefe operativa del hospital.

Las otras dos personas heridas son mujeres; una está en cirugía por una herida del hombro.

Gray dijo que por el momento se desconocen los motivos del ataque.

Palabras de Obama

El propio presidente Barack Obama se refirió al tiroteo.

“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para hacer responsable a quien quiera que haya realizado este cobarde acto”, dijo Obama durante una conferencia de prensa, y agregó que el ataque fue contra “personal civil y militar”.

“Aún no tenemos conocimiento sobre todos los hechos. Pero sabemos que varias personas recibieron disparos y algunas han muerto”, indicó Obama. “Nos estamos enfrentando a otro tiroteo masivo. Y ahora ocurrió en una instalación militar en la capital de nuestra nación”.

El Pentágono refuerza la seguridad

Tras el tiroteo, el Pentágono reforzó sus medidas de seguridad como medida de precaución .

Según el vocero del Pentágono teniente coronel Tom Crosson, eso incluye más agentes con armas automáticas en los accesos al edificio.

Además, el Departamento de Defensa suspendió su servicio de transporte habitual entre el Pentágono y el comando de operaciones navales de la Marina.

El tiroteo comenzó a las 8:20 de la mañana, cuando se hicieron varios disparos dentro de la sede de comando de operaciones navales estadounidense en Washington.

Decenas de agentes federales y locales armados con fusiles automáticos llegaron al lugar de los hechos y registraron todos los edificios en busca de víctimas y de los atacantes, mientras se evacuaba a los heridos en helicóptero.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) envió un equipo de 20 agentes especiales para ayudar a las autoridades que responden al tiroteo. El equipo es el mismo que ayudó a aprehender a Dzhokhar Tsarnaev, acusado de  los ataques con bomba en el maratón de Boston.

Dos testigos dijeron al canal WJLA-TV, afiliado de CNN, que escucharon la alarma de incendios en el edificio en el que estaban trabajando y luego vieron a un hombre con un fusil en el pasillo cuando salían del edificio.

“Apuntó el arma y disparó hacia nosotros”, dijo un hombre que se identificó como  Todd Brundidge. “No podía creerlo”, agregó.

La gente trataba de salir del edificio frenéticamente, dijo Brundidge.

“Todo el mundo bajaba las escaleras. Empujaban. La gente se caía”, declaró a WJLA. “Y cuando salimos, la gente trataba de trepar la pared para intentar salir… una locura”.

La Marina informó por primera vez al público sobre el incidente en un mensaje de Twitter en su cuenta oficial. @USNavy, antecedido de la frase “Breaking News