Nueva York – Como ocurre cada vez que hay una tormenta invernal, las operaciones de los aeropuertos siempre son afectas y eso es lo que está ocurriendo este lunes en la terminal de Newark en Nueva Jersey y en el JFK y LaGuardia en Nueva York, donde hasta el mediodía se habían reportado más de 1,500 vuelos cancelados.

Las principales aerolíneas habían puesto en marcha sus planes para atender laemergencia que se produce con la detención de las operaciones de sus aeronaves o el tener que desviar los aviones que ya habían partido rumbo a la Gran Manzana.La cancelación de vuelos en el área triestatal tiene un “efecto dominó” en toda la Costa Este del país y hasta el mediodía de este lunes se habían afectado más de 2,900 vuelosen aeropuertos en Boston, Filadelfia y Washington D.C.

Se esperaba que para las 5:00 p.m. se paralizara por completo el despegue y aterrizaje de aviones en LaGuardia.Además, JetBlue, que opera principalmente en el Noreste del país, ya había cancelado un tercio de sus vuelos.La Autoridad de Puertos de Nueva York y Nueva Jersey y las aerolíneas recomiendan a los pasajeros que antes de salir a los aeropuertos contacten a sus aerolíneas para conocer el estatus de su vuelo.

Para chequear los vuelos: